Un casero de una finca acusado de asesinar con un machete intentó recuperar su libertad

Un casero de una finca acusado de asesinar con un machete intentó recuperar su libertad

El casero de una finca de Tunuyán, que está acusado de asesinar a sangre fría a un hombre en los primeros días de junio pasado, intentó recuperar su libertad. Pero la Justicia ordenó que siga tras las rejas mientras avanza la investigación.

Desde el 4 de junio pasado, el mismo día en que ocurrió el sangriento hecho, Cristóbal Eduardo Pola Martínez (60) se encuentra señalado como la persona que le quitó la vida a Víctor Poca Vida Ramírez (54) en una finca del Valle de Uco –ver aparte-.

El hombre se encuentra en prisión preventiva mientras avanza la etapa de instrucción, a manos del juez Oscar Balmes. Sus defensores presentaron un recurso ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal en busca de obtener la libertad o el beneficio de la prisión domiciliaria.

Sus abogados argumentaron que Martínez tiene un domicilio constatado, no tiene medidas pendientes ni antecedentes judiciales. Además es una persona de 60 años que es jornalero y por esto no se representa un peligro de fuga para justificar la prisión preventiva.

Los camaristas Ramiro Salinas, Luis Correa Llano y Alejandro Miguel fallaron en contra y confirmaron la decisión tomada por Balmes. En contraparte, los jueces consideraron que el imputado no tiene familia ni trabajo estable –el dueño de la finca donde ocurrió el hecho aseguró que trabajaba desde hace 4 o 5 meses-.

“El imputado encontrándose en libertad procuraría evadir la acción de la Justicia y mudar su lugar de residencia”, concluyeron los magistrados, rechazando el recurso interpuesto. De esta forma, Pola Martínez seguirá privado de su libertad hasta la llegada de un juicio que defina su situación procesal.

Ataque a sangre fría

Según sostiene el expediente, en la tarde del 4 de junio pasado se encontraban en la finca Nina, ubicada en calle Quintana, Cristóbal Pola Martínez -casero del lugar- y el Poca Vida Ramírez tomando bebidas alcohólicas.

Los hombres comenzaron a discutir –se cree que influenciados por el alcohol- y Pola Martínez tomó un machete de 80 centímetros y le propinó varias heridas que le terminaron costando la vida.

Al llegar personal policial, el casero aseguró que el asesino había sido el Cabeza, un trabajador rural de la zona, aunque su coartada cayó a los pocos minutos y terminó imputado por homicidio simple.

Fuente: Uno


Leave a Reply

You are logged in as canal8 | Log out
  Subscribe  
Notify of