Tupungato: La provincia realiza campaña para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

Tupungato: La provincia realiza campaña para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

En una iniciativa del gobierno mendocino y en coordinación con el área de Salud de la comuna y el hospital local, se lleva adelante esta importante iniciativa de invierno.

El Gobierno provincial incita a utilizar artefactos de calefacción adecuados. No obstante, por la presencia de casos de personas intoxicadas debido al mal uso de braseros para calefaccionar, se brindan indicaciones para una recomendable utilización de estos elementos.

A través de la Dirección de Defensa Civil, dependiente del Ministerio de Seguridad, y el Área Sanitaria de Tupungato y el Hospital General Las Heras, se lleva adelante una campaña informativa con el objetivo de disminuir casos por intoxicación con monóxido de carbono en Tupungato. Principalmente se recomienda facilitar la ventilación permanente en los ambientes para evitar las intoxicaciones, y evitar quemar productos con abundantes resina.

“Nuestra principal preocupación es que hemos tenido casos de niños intoxicados por monóxido de carbono debido a la colocación de braseros en las casas. Por lo general lo que se quema acá en Tupungato son cáscaras de nuez, un material con mucha recina y combustión. Los días de mucho frío, la gente coloca estos braseros y el riesgo de intoxicación aumenta”, expuso Mariangeles Olmedo, Coordinadora del Área Sanitaria de Tupungato.

Al respecto, desde el hospital de Tupungato, su director Eduardo Hidalgo explicó: “todos los años se produce el uso de braseros para calefaccionar, y necesitamos que se utilicen lo mejor posible. Lo que más queremos hacer es prevención primaria, no esperar a que aumenten los casos, ni que tengamos que lamentar víctimas fatales por esto. Buscamos evitar los casos que normalmente tenemos todos los años, y es por ello que principalmente debemos informar a la población.”

Desde Defensa Civil del Gobierno de Mendoza recomiendan, por un lado, la verificación de los artefactos e instalaciones por un gasista matriculado, al mismo tiempo que recuerdan que las hornallas y el horno no son adecuados para calentar los ambientes.

En tanto, la campaña, que comienza en Tupungato y que tiene prevista extenderse a los tres departamentos del Valle de Uco, apunta a dar algunos importantes y útiles consejos a la hora de calefaccionar los ambientes con braseros. Los textos difundidos recomiendan:

- Encender y braseros o estufas a querosene siempre en el exterior de la vivienda. Apagarlos a la hora de dormir.

-Evitar quemar productos con abundante resina ya que producen chispas y pueden ocasionar incendios.

- La base del brasero debe ser de cemento, baldosa o chapa para evitar incendios.

-  Ventilar ambiente. Siempre se debe mantener una abertura que permita el ingreso de aire así como salidas para los gases tóxicos al exterior.

- No utilizar cáscaras de nuez, almendras, frutos secos o carozos en braseros. Solo se pueden utilizar en salamandras con salidas al exterior, ya que eliminan vapores tóxicos durante la combustión.

Tipos de Intoxicación y Síntomas

La absorción del monóxido de carbono y los síntomas resultantes dependen directamente de la concentración en el aire respirado, el tiempo de exposición y el grado de actividad de la persona.

El monóxido de carbono provoca dos tipos de intoxicación: la aguda, provocada por altas concentraciones, es mortal y no produce síntomas de advertencia significativa. Y la crónica que produce sueño acumulativo, fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos, zumbido en los oídos, impotencia muscular y somnolencia, pudiéndose confundir con un estado gripal o mala ingesta de alimentos.

La inhalación prolongada aumenta la somnolencia provocando parálisis en los músculos del tórax, extremidades y laríngeos impidiendo pedir ayuda. Sobreviene luego el desvanecimiento y más tarde puede producirse la muerte.

¿Qué hacer frente a una intoxicación?

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono retire a los afectados del ambiente contaminado hasta un lugar donde puedan respirar aire limpio y fresco, además de llamar al médico de inmediato.

Si es posible procure abrir puertas y ventanas así como apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.