Tunuyán: Brutal golpiza a un hombre para robarle

Tunuyán: Brutal golpiza a un hombre para robarle

Sucedió el domingo en la mañana, en pleno centro de esta ciudad. Tres delincuentes “casi matan a golpes” a un vecino de 49 años.  

El tunuyanino Marcelo Romero (49) fue víctima de una brutal agresión por parte de tres delincuentes que el pasado domingo, cuando se dirigía hacia el trabajo de su esposa, le propinaron una tremenda golpiza que lo dejó con 3 costillas fisuradas y hematomas en su cara  y en distintas partes de su cuerpo.

El hecho ocurrió cerca de las 8 de la mañana, en la intersección de las calles Roca y Moreno, pleno centro de Tunuyán, a sólo una cuadra de Avenida San Martín.

Según relató el propio Marcelo, tres delincuentes lo interceptaron en la vereda de avenida San Martín entre Mitre y Moreno -donde se encuentra un conocido bar- para pedirle fuego y lo siguieron caminando por esa misma vereda -con varias palabras agresivas mediante- hasta la esquina de Moreno, cuando comenzaron definitivamente a perseguirlo como si fuera una cacería. Romero contó que en ese momento comenzó a correr por calle Moreno y que los tres perseguidores decían: “a este hay que matarlo”. Al llegar a la esquina de Roca, uno de los delincuentes le pegó con un palo en su espalda y fue lo que lo hizo caer al suelo. Las agresiones no se hicieron esperar y, según Romero, los hombres comenzaron a pegarle patadas y golpes en la cara, lo que lo dejó mareado en el suelo,  y en su cuerpo. Mientras tanto, los hombres le sacaban sus pertenencias y lograron robarle su billetera y su teléfono celular. “También querían mi campera y las zapatillas”, relató. “En ese momento, uno agarró una piedra grande y vi que me la quería pegar en la cabeza como para matarme”, explicó la víctima, quien dijo que en ese momento reaccionó y pudo levantarse para escapar y salir corriendo hasta llegar a una casa, donde alcanzó a golpear la puerta, donde le abrieron para poder refugiarse.

Además de que le robaron sus pertenencias, Marcelo Romero tiene diversos golpes en su cara y en su cuerpo, algunas fisuras en su zona dorsal y un corte en su cabeza, producto de esta brutal golpiza.

En este importante hecho de inseguridad, se encuentra trabajando en la investigación personal de la policía de Tunuyán y, según datos extra oficiales, en el lugar ya habría sido detenido uno de los agresores minutos después del hecho, aunque los demás hombres siguen siendo buscados.