Tras la visita de Macri al salón del automóvil, las automotrices le pidieron audiencia

Tras la visita de Macri al salón del automóvil, las automotrices le pidieron audiencia

Después de 10 años, un presidente volvió a visitar el Salón del Automóvil de Buenos Aires. Desde el paso de Néstor Kirchner en 2007 que este simple hecho no se producía. Más allá del dato estadístico lo que muestra este largo período de ausencia es la difícil relación que mantuvo el sector con Cristina de Kirchner. Pero todo cambió desde diciembre de 2015 y es por eso que las automotrices recibieron ayer a Mauricio Macri con clima festivo. Eso quedó reflejado en una reunión previa que mantuvo con los titulares de las terminales radicadas en el país, antes de la recorrida oficial por los principales stands (ver más info en Suplemento Autos). En ese encuentro, que duró poco menos de 15 minutos, los empresarios le agradecieron por el giro económico que impulsó desde el primer día de gestión y la distintas medidas que tomó en beneficio del sector. Todo fue durante una charla distendida, alrededor de una mesa en la que se podían ver “sanguchitos” de jamón crudo y rúcula, agua mineral y algunas gaseosas.

Pero también aprovecharon la ocasión para pedirle a Macri una audiencia con el propósito de presentarle un trabajo sobre competitividad del sector que vienen elaborando desde hace unos meses y que estará listo para julio. El Presidente se mostró abierto a la propuesta y los derivó con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, que estaba sentado a su izquierda, para que ultimen los detalles.

Es que las empresas entienden que el problema de competitividad es muy amplio e involucra a otras áreas de Gobierno, además de la que tienen contacto directo como es la dependencia del mismo Cabrera. Estas son, al menos, Transporte, Trabajo y Hacienda.

“La competitividad hay que tomarla como un todo. Nosotros podemos hablar con Producción pero hay que ver el tema de impuestos que es fundamental pero también de rutas, infraestructura y de la cuestión laboral. Se necesita una visión global por eso queremos reunirnos con Macri” explicaron en una de las terminales. La semana pasada, precisamente, los presidentes de las automotrices se reunieron con Cabrera para analizar el avance del plan “Un millón”. Ahora pedirán audiencias con Guillermo Dietrich, Jorge Triacca y Nicolás Dujovne para después llegar a Macri. Mañana mismo le harán el pedido formal a Cabrera.

Algunos datos alarman. Por ejemplo, producir un auto en Brasil o México es entre 15% y 40% más barato que en la Argentina.

Fuente -ÁmbitoFinanciero-