“Quedan cosas por hacer y el municipio nos quita apoyo”

“Quedan cosas por hacer y el municipio nos quita apoyo”

Así lo manifestó el coordinador del Área Sanitaria en Valle de Uco, Rodolfo Guillén, en relación a los ocho empleados de los centros de salud de Tunuyán que quedarán desafectados a partir del 15 de junio próximo.

Según explicó el funcionario, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Tunuyán, Enrique Romero, fue quien le manifestó el 6 de mayo pasado que los trabajadores iban a regresar al Municipio por cuestiones presupuestarias.

Al respecto, sostuvo que desde ese momento hasta hoy mantuvo la esperanza de que la decisión se revirtiera, entendiendo lo perjudicial que será dejar lugares de trabajo sin servicios como choferes de ambulancia, nutricionistas y administrativos.

Guillen aclaró además que esta desafectación ocurre en un periodo complicado para el Área de Salud ya que es en esta época en la que aumentan las enfermedades respiratorias y por ello las campañas de inviernos sirven para potenciar la atención.

“Me parece inoportuno quedarnos sin trabajadores que si bien no son asistenciales, cumplen funciones importantes”, finalizó.

Cabe destacar que la polémica continuó en el Concejo Deliberante en donde los bloques justicialistas y radicales se enfrentaron en la sesión de ayer por el mismo tema.