Redes sociales: La responsabilidad de los usuarios antes del “compartir”

Redes sociales: La responsabilidad de los usuarios antes del “compartir”

Diferentes publicaciones de desconocida procedencia pueden poner en alarma a gran parte de la comunidad virtual en pocos minutos.

La velocidad de la información se ha acrecentado notoriamente como así también su alcance. Pero ¿Qué pasa cuando “compartimos” algo y desconocemos su origen?.

Abundan los mensajes y publicaciones. Pero más abundan los usuarios irresponsables. Pareciera que cada contenido que se ve o se escucha sólo pasara y nada más. No es posible siquiera llegar a sensibilizarse con eso que se está viendo al menos que se vuelva viral y todo el mundo hable de aquello. De este modo, se puede diferenciar dos tipos de realidades, la que vivimos, eso que nos pasa y no podemos cambiar. Y por otro lado una virtual, eso que le pasa a otras personas, que sentimos ajeno detrás de algún dispositivo, y por el cual no logramos sentir empatía.

Es que cada vez se vuelve más complejo poder diferenciar algún hecho real, o algo que es invento del mundo virtual. Se puede hablar entonces de la pérdida de credibilidad. En un territorio más reducido, dentro del Valle de Uco, es frecuente que los diferentes usuarios compartan “amigos” en común entre sí. En un mundo virtual, esto puede traducirse a mayor cantidad de publicaciones compartidas. Del contenido que guardan en su interior diferentes mensajes, hay algunos más sensibles que otros.

Sensibilizarnos frente a publicaciones de desconocido origen y compartirla en nuestro perfil, puede llevar a una situación de alarma, sobre todo en nuestro territorio. Si se trata de la búsqueda de alguna persona, los usuarios difunden a los fines de “ayudar”, ignorando muchas veces, datos claves para colaborar de la manera correcta. Esto muchas veces genera una situación de alarma, desconociendo tiempo, lugar, situación de búsqueda y una palabra oficial.

Entre estos, y otros motivos que son indispensable al consumir y sobre todo al hacer “click” en compartir información en formato digital, debemos ser especialmente cuidadosos, respetuosos y sobretodo responsables.

Esto implica un esfuerzo por parte de cada usuario en corroborar datos, una manera puede ser rastrear la publicación inicial, para realizar un uso responsable de las redes y verdaderamente convertirlas en un medio de ayuda cuando sea necesario.