Las Heras reincorporó apenas a 220 de los 662 contratados

Las Heras reincorporó apenas a 220 de los 662 contratados

De los 662 contratados que la gestión del intendente de Las Heras, Daniel Orozco, convocó para definir si continuaban en sus funciones se presentaron 466, de los cuales seguirán trabajando de forma inmediata 220.

Los otros 246 serán llamados a una segunda entrevista para analizar con mayor profundidad su desempeño en el área como también si hay necesidad de reubicarlos. Los otros 196 no se presentaron para dar cuenta de su situación laboral ni a pedir que sean considerados. Así lo detalló el mismo Orozco, en horas de la tarde del lunes, cuando tuvo la primera conclusión de la convocatoria para decidir sobre este tema.

“Nosotros hemos trabajado en el día de hoy con mucha buena voluntad, a pesar de las gomas quemadas y de todo lo que se dijo por parte del gremio, con el que teníamos un acuerdo para hacer esta revisión, ya que el 70% de estos contratos habían sido realizados durante 2015, un año muy electoral”, indicó el intendente. Y agregó: “Si todos los convocados no se presentaron a contar cuál es su situación laboral es porque algo pasaba. Incluso atendimos a otras 250 personas que no estaban en el primer listado, que fueron a pedir por su trabajo porque les interesa seguir en sus puestos. Eso dice algo ¿no?”.

Aclaró que aquellos que no pudieron asistir por tener licencia por enfermedad, por maternidad o por algún otro inconveniente serán recibidos también, pero descartaba que esos fueran los motivos, “ya hubieran avisado”.

La metodología impuesta por la administración del radical fue duramente criticada por los empleados y dirigentes sindicales debido a que durante las primeras semanas de gestión fueron elaborados informes en cada área en los que se explicaba en detalle qué personal revista en cada lugar y qué hace. Además, estiman, pudieron haber tomado lista, hacer un registro de asistencia o comprobar in situ si la información relevada era cierta, pero ninguna de estas medidas fue realizada.

Para Orozco, no obstante, “de esta manera supimos bien quiénes trabajaban, dónde y en qué funciones”. Lo que sucede es que la información sobre el personal parece haber “desaparecido” antes del término de la gestión de Rubén Miranda, ya que no se cuenta con registros de asistencia, o por lo menos una planilla de distribución del personal, con sus cargos, sueldos y horarios correspondientes.

Muy temprano fue citado el personal, el cual fue repartido en cinco puntos alrededor de la intendencia para hacer entrevistas con los directores del área, a quienes los empleados informaron detalles de sus legajos, fechas de ingreso y tarea. Luego se les dio una especie de turno para que entre este martes y miércoles se termine de evaluar a cada uno.

En las filas los testimonios de los contratados puestos bajo la lupa delataron situaciones de diverso tipo. Algunos llevan de dos a cuatro años con un contrato y otros apenas tres meses. Algunos tienen bono de sueldo y otros facturan. Muchos estaban trabajando en sus puestos cuando recibieron la novedad del despido pero otros tantos tenían licencia por enfermedad o por maternidad. Por supuesto la mayoría no quiso dar nombre y apellido, para resguardarse de posibles enojos de los nuevos jefes.

Érica Soloa, encargada de Turismo de Uspallata y delegada gremial, indicó que “yo sé dónde trabaja cada uno de los empleados. Estaban notificados de eso en la Municipalidad porque nos pidieron información, y además tuvieron más de 20 días para detectar si estaban trabajando o no”.

Soloa agregó que “muchas personas que fueron citadas llevan dos, tres o cuatro años en contrato de relación, y no han sido incorporadas a planta porque para eso deben ser reescalafonadas. Por otra parte, el pase a planta fue desconocido por esta administración, Ahora están revaluando, y el compromiso de Orozco es recibir a los empleados, cosa que no ha hecho”.

Fernando Locatelli, empleado de planta desde 2006, dijo que “lo que están haciendo con los contratos es sacar a todos los que cumplieron más de dos años, porque con más de dos años ya te tienen que dejar en planta”.

El secretario general del Sindicato de Empleados Municipales, Félix Márquez, informó que “el día 30 se hizo un acuerdo con el intendente por el cual se iban a revisar los contratos, pero nunca acordamos que los despidieran el 31. De esto nos enteramos después de que firmamos el convenio”.

Según el gremialista, “todo esto sucede porque Orozco quiere los contratos para meter a su gente, nada más, y él miente, le mintió a la gente, porque dijo que no iba a despedir a nadie, que iba a recibir a la gente, y hoy no ha dado la cara”.

Anoche hubo un piquete en Ruta 40 de municipales y militantes justicialistas que cortaron el ingreso al depósito comunal de basura. Orozco hizo la denuncia e Infantería acudió a custodiar el lugar.

Fuente: Diario Uno


Leave a Reply

You are logged in as canal8 | Log out
  Subscribe  
Notify of