La separación de gestiones, el análisis de Cornejo

La separación de gestiones, el análisis de Cornejo

Las declaraciones del gobernador de la provincia y candidato a diputado nacional, luego de los resultados de estas PASO, fueron contundentes. Según el mandatario, la gente evalúa cada gestión, tanto la de intendentes, la del gobernador y la del presidente. Entre otras cosas, puso a Tunuyán como referencia.

Un análisis más profundo de lo que marcan los números es lo que hizo el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, luego de conocer los resultados de las PASO del domingo. Si bien se refirió a que no era lo que se esperaba desde el oficialismo, el primer mandatario mendocino separó estas PASO nacionales de lo que podría ocurrir en el mes de setiembre, cuando los mendocinos voten en las generales de la provincia.

“Estoy seguro que muchos mendocinos que valoran nuestra gestión no están del todo conforme con la gestión nacional y han preferido optar por la oposición y respetamos ese pronunciamiento”, declaró Cornejo, quien de esta manera revalorizó la gestión provincial separando por completo los escenarios.

En este sentido, el gobernador y candidato a diputado nacional sentenció: “Cada elección es una en sí misma. Hay casos paradigmáticos como que en Tunuyán el justicialismo sacó el 70% de los votos en las PASO locales y hoy saca el 42 o 43%”. En esta vía de pensamiento, Cornejo remarcó: “Cuando se evalúa intendentes, la ciudadanía piensa una cosa y cuando se evalúa la gobernación hay una agenda propia. Y ahora que se evalúa el cargo de presidente, es obvio que la evaluación es distinta”.

En tanto, el mapa de Mendoza no parece ser para nada desalentador para el oficialismo de cara a las próximas elecciones a gobernador de setiembre. En este contexto, el análisis que podría hacerse es que el arrastre nacional, producto de la baja imagen de Macri y el alto rendimiento de la fórmula Fernández – Fernández, en Mendoza se considera un “empate técnico”, ya que la diferencia en la provincia no supera los 2 puntos (ante los más de 15 a nivel país), con la fórmula del Frente de Todos llegando a unos 40 puntos, contra 38 del oficialismo.

Si a esto le adjudicamos los resultados de las PASO a gobernador de junio pasado, donde el frente Cambia Mendoza obtuvo cerca del 43% de los votos con Suárez con un piso del 30%), contra el 35,5% del Frente Elegí (con Sagasti con un piso de 18,3%), las aspiraciones del oficialismo a retener el gobierno de la provincia podría decirse que está en la misma vía, ya que el impacto en Mendoza no fue el mismo que en otras provincias del país y tampoco cerca del resultado nacional.

De esta manera, el análisis del gobierno, en la figura del Cornejo, parece ser la separación por completo de gestiones, de lo que ve y vota la gente a nivel departamental, provincial y nacional.

Foto:: Gentileza