Juegos Olímpicos Fútbol y rugby dijeron adios

Si hay algún motivo adicional para disfrutar de todos los deportes en general, sin lugar a dudas la imprevisivilidad  es uno de los factores que tiene mucho que ver. Y únicamente desde esa visión se puede digerir la (inesperada ?)  eliminación de la Selección Argentina de Fútbol en la ronda clasificatoria, algo que que no sucedía desde el año 1964, sin olvidarnos de los oros olímpicos de Atenas (2004)  y Londres  (2008).

Podremos argumentar que los nombres son distintos, obviamente. Y también cabe pensar que un equipo Sub 23 tendría que servir para ampliar la base de la pirámide de la selección principal, para ir mirando los nombres del futuro, como ocurrió con Mascherano, Tevez, Coloccini o Lucho González, que participaron de Atenas 2004 y dos años después estuvieron en el Mundial de Alemania. O como sucedió con Romero, Di María o Agüero, que después de Pekín 2008 se volvieron frecuentes en la mayor.

Volviendo sobre el relato y pensando  en aquellas cosas de la lógica, tal vez se podía imaginar la caída ante Portugal; ahora el penoso empate ante Honduras……. Claro que tampoco se trata de caerle al técnico Julio Olarticoechea, quién deseó que la temprana eliminación de su equipo en la primera fase  de los Juegos Olímpicos,  sirva como comienzo de una nueva etapa del fútbol argentino, puntualmente en la organización.

Cambiemos de tema, porque en ésto del fútbol uno se empieza acordar del proceso previo (clubes que no ceden jugadores, dirigentes que no se mueven, muchachos profesionales a quienes no les interesa demasiado la gloria olímpica, etc. etc. etc) y necesariamente termina muy enojado.

Veamos el caso del rugby, consagrado entre las 5 potencias mundiales  de la ovalada, con destacada presencia en los torneos de seven (la modalidad olímpica) que le ganó con lo justo a Estados Unidos, perdió con los especialistas de Fiji y en la tarde de hoy, en fase de semifinales, cayó ante Gran Bretaña por un ajustadísimo 5 a 0. Por eso también para los muchachos de  la ovalada se terminó la ilusión. Aqui no hubo errores de preparación ni la tremenda desorganización de AFA, solamente hubo rivales que jugaron un poquito mejor.

En fin, ya todo es historia, el fútbol y el rugby en ésta edición no traerán ninguna medalla. Aunque sabemos que el deporte, siempre te da revancha. Habrá que esperar solamente 4 años más.

Yayo Guinsburg

8 Digital – Deportes


No hay comentarios

Escriba un comentario
¡No hay comentarios aún! Se el primero en comentar este artículo

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*