Federico Karh: “No soy yo quien lo eligió a Dios, fue él quien me eligió”

Federico Karh: “No soy yo quien lo eligió a Dios, fue él quien me eligió”

En una entrevista exclusiva para el programa “Todos” emitido por la señal de Canal 8, estuvo el párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de Tunuyán.

El representante de la Iglesia Católica en el departamento, el párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, habló sobre una de las instituciones más antiguas y más cuestionadas.

“La Iglesia a medida que se fue formando, asumió una estructura que son diócesis que abarcan territorios geográficos determinados” explicó el párroco. Él es cura diocesano, perteneciente a la diócesis de la provincia. “En Mendoza tenemos un seminario diocesano, ahí me formé” comentó. 

En relación a la institución religiosa dijo “a nivel mundial desde el Vaticano hay unos lineamientos generales, una serie de características comunes, que después tendrán una aplicación dentro de cada diócesis de acuerdo a la cultura y ubicación geográfica. 

En relación a la crisis que actualmente atraviesa la Iglesia, específicamente en la provincia, dijo que “todas estas cosas me parece que se mueven, producen cambios”. “Ayudan a poder pensar otra vez a aquello que es lo importante, purificar, mirar lo central”. 

El Sacerdote brindó su opinión, respecto a la conducta que ha tenido la institución frente al caso Próvolo, “en primer lugar a nivel de la Iglesia, en esto vuelvo afirmar, en el Arzobispado no había tenido conocimiento del hecho  hasta horas antes que se conociera en los medios”. Y agregó “acá en Mendoza, no nos había pasado, llevó un cambio en la iglesia para recibir sacerdotes de afuera, dialogar el tema. Además de recibir cursos para la prevención de abusos, para que el sacerdote sea un preventor”. 

Respecto al hombre detrás de su función sacerdotal, habló el Ingeniero Federico Karh, quien es Cónsul Honorario de Austria en Mendoza, padre del Sacerdote y dijo “me emociona, es una persona que realmente se dedica a su pueblo”.

“Mucha gente me distingue con respecto a mi hijo, y con respecto a eso me enorgullece por su labor”.

En su rol dentro del departamento, “llevo ocho años, acá el nombramiento va a terminar cuando cumpla los 12”. “Uno no quisiera desprenderse de la gente, cuando uno se siente cómodo. El cambio le hace bien al cura y a la gente también” agregó. 

Respecto a su vocación dijo “uno se hace cura porque es Dios el que lo ha elegido a uno. No soy yo quien lo eligió a Dios, fue él quien me eligió”.