Falleció la policía que custodiaba a Laura Montero

Falleció la policía que custodiaba a Laura Montero

Yasmín Sisterna, la joven oficial que custodiaba a la vicegobernadora Laura Montero y que el sábado pasado tuvo un accidente cumpliendo, precisamente esa tarea en una travesía ciclística en Malargüe, no pudo superar las lesiones sufridas y falleció en el mediodía de ayer.

Fue la propia Vice quien dio la información, a través de Twitter, la misma vía que minutos antes había usado para confirmar la muerte cerebral de la mujer policía, una de las integrantes de la custodia que se había integrado a ese equipo especial hace apenas un mes, aunque contaba con una amplia preparación.

Sisterna tenía 31 años y desde 2014 ostentaba el cargo de oficial inspector. El 18 de diciembre fue nombrada, junto a otras 3 mujeres, a cargo de la custodia de la vicegobernadora y, según voceros del entorno de Montero, “había una fuerte empatía” en el equipo con la funcionaria, “por sus costumbres deportistas”.

Se tiene con esto, que Yasmín, también conocida como “la Flaca”, no era una improvisada y los testigos se inclinan a creer que lo que le ocurrió, en las cercanías de los Castillos de Pincheira, a 27 kilómetros de la ciudad de Malargüe, “fue una fatalidad”.

Montero había llegado a ese departamento para realizar varias actividades protocolares, incluyendo la asistencia a la Fiesta del Chivo, adonde también había ido el gobernador Alfredo Cornejo. “Entre esas actividades, se hizo un lugar para, en la tarde, hacer en bicicleta un recorrido que ya otras veces ha hecho”, informaron del entorno de la funcionaria.

Según esas versiones, en la travesía, previo acuerdo con los custodios (su deber es acompañarla, aunque pueden hacerlo en el vehículo que decidan), participaron Montero, Sisterna y otra compañera de la policía, y el dirigente radical Marcelo Romano. Otros custodios iban en una camioneta, a prudente distancia.

Llegaron hasta un puesto de la zona y, luego de refrescarse, emprendieron el regreso. A la altura de Altos Los Sauces, y teniendo en cuenta que el camino era todo de bajada, por lo que la velocidad era alta, se produjo el accidente en el que Sisterna perdió el dominio de la bicicleta, la que se le cruzó y la arrojó por el aire dando varias vueltas, “en las que perdió el casco y los lentes, entre otros elementos”.

Un fuerte golpe en su cabeza le provocó las serias lesiones que implicaron llevarla al hospital regional de Malargüe, en la misma camioneta donde iban los custodios, pero por la gravedad de las lesiones, los médicos decidieron enviarla a San Rafael en una ambulancia. Tres días después se le comprobó la inactividad cerebral y su posterior fallecimiento.

Fuente: Los Andes


Leave a Reply

You are logged in as canal8 | Log out
  Subscribe  
Notify of