Ex directivos del Casino fueron obligados a devolver casi $3 millones

Ex directivos del Casino fueron obligados a devolver casi $3 millones

El Tribunal de Cuentas provincial resolvió hoy obligar al ex presidente y a ex miembros del directorio del Instituto Provincial de Juegos y Casino (IPJyC) a pagar casi tres millones de pesos por irregularidades en la contratación del servicio de limpieza durante la gestión anterior.

El fallo 16.776 formula cargos por 2.913.292 pesos al ex presidente del IPJyC, Carlos Bianchinelli, a los ex directores, Federico Domínguez y Miguel Bondino, al Coordinador de Administración y Servicios, Carlos Cardone, al contador general, Gonzalo Javier Jeréz y a la Contadora General, Carina Andreoni.

Irregularidades en la rendición del ejercicio 2014 llevaron al Tribunal a tomar la decisión. Los funcionarios no pudieron justificar gastos por 6 millones de pesos. En agosto del año pasado, los mismos ex funcionarios habían sido sancionados y obligados a reembolsar poco más de 3 millones de pesos.

Los fallos del organismo se originaron por las graves irregularidades en los balances presentados respecto de la contratación del servicio de limpieza de la empresa Masterful SRL. En esos informes existían incongruencias en cuanto a la cantidad de horas que se liquidaban a los empleados de la compañía. En el dictamen, el Tribunal se refirió a “horas abonadas sin la efectiva acreditación de la prestación del servicio” que se facturaban al IPJyC.

El organismo de contralor resolvió diferenciando dos aspectos: en el pago de servicio de limpieza por horas máquinas se consideró el pago como no justificado y una partida no comprobada por el monto de 2.512.500 de pesos. En segundo lugar se cuestionaban pagos de servicio de limpieza por horas hombres.

“Quedaron sin justificar horas hombres abonadas sin haberse acreditado documentalmente la prestación del servicio” -se lee en el fallo- ya que “excedían la cantidad de horas posibles que podría haber prestado el personal afectado en su jornada laboral y sus correspondientes francos semanales”.

El Tribunal de Cuentas les dio a los acusados un plazo de 30 días desde la notificación para que depositen la cuantiosa suma de dinero en el Banco de la Nación.