El Gobierno Nacional comprará 300 pistolas Taser para usarlas en estaciones de trenes y aeropuertos

El Gobierno Nacional comprará 300 pistolas Taser para usarlas en estaciones de trenes y aeropuertos

El Ministerio de Seguridad decidió avanzar en la compra de unas 300 pistolas Taser para que las fuerzas de seguridad las utilicen en aeropuertos y estaciones de trenes, publicó el diario Clarín.

De acuerdo a la publicación, en una primera instancia “se utilizarán en aeropuertos y en los trenes. La idea es hacerlo en lugares de aglomeración donde sólo se puede recurrir al uso de las armas letales en última instancia”. En un futuro se utilizarían en otros espacios públicos.

Según la versión, se proveerá a efectivos de seguridad de las armas eléctricas para ser utilizadas en lugares de gran concurrencia de público donde se dificulta el uso de armas de fuego.

Para la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, la implementación de la “Taser X 26″ generará un “cambio de paradigma” respecto a este tipo de armas por tratarse de una herramienta válida para disuadir focos de violencia y conflicto en lugares con mucha gente.

Se trata de armas que inmovilizan de forma instantánea a quien recibe la descarga, que genera múltiples contracciones musculares por segundo. Tiene un alcance de hasta 8 metros y, para evitar daños físicos en quien recibe la descarga, los especialistas aconsejan evitar la zona de los ojos.

Bullrich instruyó a sus funcionarios a que evalúen los costos y la cantidad de armas que necesitará para cubrir con esta primera etapa de implementación.

Según cálculos que hacen en Seguridad, requeriría no más de 300 Taser y cada pistola, estiman, cuesta unos 3.000 dólares.

A eso se deberán sumar los costos en la capacitación del personal, de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que puede duplicar el costo de la inversión inicial, que en forma global rondaría los 3 millones de dólares.

En América, además de Estados Unidos, otros países ya utilizan las Taser desde hace muchos años: Brasil, principalmente, Colombia y México.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, ya había dispuesto la compra de este tipo de pistolas destinadas al Grupo Halcón y otros grupos de especiales.