El cabecilla del atentado de Londres trabajó en el metro y tuvo acceso a los túneles bajo el Parlamento

El cabecilla del atentado de Londres trabajó en el metro y tuvo acceso a los túneles bajo el Parlamento

El marroquí-italiano Youssef Zaghba ha sido identificado como el tercer terrorista y cerebro del atentado de Londres.

Khuram Shazad Butt, el “cerebro” del atentado en el Puente de Londres que causó siete muertos y 48 heridos, trabajó hasta el año pasado en el estación de metro de Westminster y tuvo acceso directo a los túneles bajo el Parlamento británico. En mayo del 2016, Butt se hizo una foto en la estación de West Kensington durante su período de prácticas en el mantenimiento y reparación de la red del metro.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha reconocido que la policía y los servicios de seguridad tienen “preguntas legítimas” a las que responder por su incapacidad a la hora de prevenir el atentado. “Esto seguro de que la policía examinara lo que sabía y lo que podía había hecho, y si pudieron haber actuado de una manera diferente”, reconoció Khan ante la BBC.Mientras, el tercer terrorista de Londres ha sido identificado.

Se trata de Youssef Zaghba y es marroquí-italiano, según han confirmado fuentes de inteligencia en Italia. La madre de Zaghba -nacido en la ciudad de Fez en 1995- es italiana y vive en Bolonia, según ha revelado el ‘Corriere de la Sera’. Este periódico relata que Zaghba fue detenido en el aeropuerto de Bolonia en 2016 cuando intentaba viajar a Siria y que las autoridades italianas habían advertido a las británicas sobre sus movimientos.

El “cabecilla” del atentado del Puente de Londres figuraba en el radar de la policía por sus vínculos con el grupo extremista al-Muhajiroun, fundado por el predicador radical Anjem Choduray, que cumple condena de cinco años y seis meses por incitación al terrorismo. Butt aparecía hace un año en un documental del Canal 4, “Los jihadistas de la puerta de al lado”, desplegando una bandera del Estado Islámico junto a un grupo de exremistas en Regents Park.Khuram Sazad Butt, de 27 años, había sido denunciado al menos en dos ocasiones por sus actividades radicales.

Un amigo llamó a la línea caliente contra el terrorismo alertando sobre la radicalización de Butt, que se había llegado a enfrentar al imam de la mezquita a la que asistía en el este de Londres. Una vecina alertó a la policía cuando le escuchó decir que “estaría dispuestos a hacer cualquier cosa por Alá , incluso matar a mi madre”. La misma vecina alertó sobre su propensión a adoctrinar en el islam a los niños en un parque cercano, ofreciéndoles caramelos a cambio.Scotland Yard ha admitido que Butt era “conocido” por las fuerzas de seguridad, aunque ignoraban que estuviera planeado un ataque. Según revela de The Daily Mail, la unidad de contraterrorismo llegó a investigar sin embargo un mes antes la existencia de una posible célula terrorista en Barking, el barrio donde vivía el atacante, conocido por sus amigos como “Abz”.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, reconoció que hay “miles de potenciales sospechosos” investigados por la policía, pero admitió que la labor es abrumadora y que los recortes policiales auspiciados por el Gobierno conservador lo hacen aún más difícil. “La policía de Londres ha visto recortado su presupuesto en 600 millones de libras (700 millones de euros) en los últimos siete años”, recalcó Khan.

“Con los planes actualmente en marcha, podemos perder de 3.000 a 12.000 agentes. Y está claro que menos policía en la calle significa más peligro”. Khan entró al trapo en su enfrentamiento personal con Donald Trump y criticó de paso a la “premier” Theresa May, por invitar al presidente norteamericano a visitar el Reino Unido justo cuando estaba proponiendo el veto a los visitantes musulmanes y el portazo a los refugiados. “Mi opinión no ha cambiado desde entonces”, dijo. “Era inapropiado tender la alfombra roja a Donald Trump. En esas circunstancias no estoy a favor de su visita de estado”.

Fuente -ElMundo-