El Banquito de la Buena Fe ya entregó 2500 créditos a microemprendedores

El Banquito de la Buena Fe ya entregó 2500 créditos a microemprendedores

Alrededor de 70 emprendedores del centro y distritos del departamento del Valle de Uco participaron de la convocatoria que lanzó, una vez más, el denominado Banquito de la Buena Fe que tiene como característica principal ser una actividad que piensa en la familia y en el fomento del trabajo.

La reunión se realizó el pasado sábado y estuvieron presentes solo aquellas personas que han recibido anteriormente créditos para desarrollar su actividad. Los asistentes lograron conformar 18 grupos, que esperan con ansias superar la etapa evaluativa a fin que en el lapso de los siguientes 30 días puedan recibir el dinero establecido.

El Dr. Lucio Chávez y su esposa Betty son los responsables de coordinar y llevar adelante, desde hace algunos años, la entrega de pequeñas cifras de dinero en efectivo. Hasta el momento contabilizan más de 2300 créditos con un nivel de recupero del 95 %.
El matrimonio anunció que el 2017 es un año excelente ya que los microcréditos han recibido un gran espaldarazo del Gobierno Nacional y seguirán entregándose sin pausa durante los próximos meses.

Cabe destacar que el único requisito para recibir esta ayuda es tener una antigüedad entre 6 meses y un año en la actividad laboral declarada. Chávez destacó que hay emprendedores que ya han renovado su crédito en más de una oportunidad e invitó a todos los que deseen ser parte del Banquito a dirigirse por la oficina ubicada en calle Alem 1345 en Tunuyán (teléfono 02622-422894).

banquito de la buena fe 2

Desde el 2002 el Banquito está en Mendoza

Hubo en la provincia una primera experiencia algo chica en el 2002 y dependía de la Federación Económica de Mendoza (FEM) al tiempo que en una segunda etapa se dio con ONGs más territoriales y barriales. Allí es donde funciona mejor porque es la lógica comunitaria que se adapta muy bien. En 2004 arrancan con un grupo de cinco organizaciones y empieza el verdadero origen ya que se trabaja más en los barrios de cara a la gente que lo necesita verdaderamente y se va expandiendo.

Se fundamenta como un programa que busca fortalecer el trabajo y la organización comunitaria, y consolidar las redes locales con actores trabajando juntos. Entonces, al fortalecer el trabajo lo que se propone es financiar proyectos que pueden ser productivos, de comercialización, de servicios. Los interesados se forman en grupos de garantes, que deben ser de cinco personas, con un proyecto que puede ser individual o asociativo.

Generalmente se propone que sean proyectos individuales, por ejemplo se junta una almacenera con una costurera, una peluquera, un carpintero, se financian esos proyectos y tienen un período de devolución generalmente de seis meses.

La estructura de los Banquitos Populares se centra en organizaciones administradoras y cada una de ellas tiene organizaciones ejecutoras.