«Dios me iluminó en ese momento», dijo el enfermero que le salvó la vida a una beba en Tunuyán

«Dios me iluminó en ese momento», dijo el enfermero que le salvó la vida a una beba en Tunuyán

Abel Carmona es enfermero y en las últimas horas vivió un episodio que marcó su vida como profesional. Le salvó la vida a una bebé que estaba sufriendo una convulsión tras realizarle maniobras de primeros auxilios.

El hecho ocurrió durante la tarde del martes en la calle Baqueano Stay de la ciudad de Tunuyán. Abel había ido a visitar a su hijo cuando escuchó los gritos de los vecinos. De repente, apareció una mamá con su pequeña beba de un año y medio en brazos, pidiendo ayuda.

“Me pasa a la bebé y cuando la veo estaba sin respirar. La bebé estaba desvanecida. Al instante, empecé con las maniobras. Lo primero que observé fueron las vías aéreas permeables, le metí la mano en la boca por si se había obstruido la vía respiratoria”, dijo el enfermero que desempeña sus actividades en el área de terapia intensiva del Hospital Scaravelli.

abel carmona

“Le puse la oreja en el pecho y observé si tenía movimientos respiratorios. La bebé no estaba respirando y estaban disminuyendo los latidos cardíacos. Comencé a estimularla, no estaba saliendo y comencé con RCP (reanimación cardiopulmonar)”.

Rápidamente, el hombre le pidió a la abuela de su hijo que lo lleve en vehículo hasta el hospital. Aseguró que en el camino “no pensaba en otra cosa que sacarla” de la situación dramática en la que se encontraba, y que “iba tranquilo”: “Estuve muy tranquilo, muchos profesionales en esa situación se quedan duros”, sostuvo.

“Dios me iluminó en ese momento y pude desenvolverme como lo pude hacer”, dijo y explicó que cuando faltaban dos cuadras para llegar al hospital, la beba comenzó a respirar y en la puerta del hospital se largó a llorar.

“Como enfermero, me sentí con la tarea realizada, fue exitosa mi maniobra, y como persona, me volvió el alma al cuerpo”, aseguró Abel.

Aquí el diálogo que tuvo con Radio Dos: