Darán licencias especiales por fertilización asistida a empleados públicos de la Provincia

Darán licencias especiales por fertilización asistida a empleados públicos de la Provincia

La Cámara de Diputados aprobó una iniciativa del PJ para otorgar 30 días anuales para hacer estos tratamientos.

Si la Cámara de Senadores acompaña, será ley en Mendoza un régimen especial de licencias para los empleados públicos, hombres o mujeres, que necesiten someterse a tratamientos de fertilización asistida. Esta semana en Diputados obtuvo media sanción un proyecto presentado por la diputada peronista Silvia Ramos, que establece hasta 30 días anuales de permiso para este tipo de situaciones.

“Se invita al sector privado a adherir a la medida y a los sindicatos, a incorporar este tema en paritarias o en los convenios colectivos de trabajo, para que sea tenido en cuenta como parte de las buenas condiciones laborales”, detalló la autora del proyecto.

Si bien aún no hay un registro puntual de cuántos empleados públicos piden licencia para lograr un embarazo –en general tiende a no comentarse la búsqueda para no sumar ansiedad–, se estima que debe ser un grupo importante de personas, más aún cuando es el propio Estado el que está cubriendo este tipo de tratamientos, a través del Programa de Salud Sexual y Reproductiva.

Ulpiano Suarez, subsecretario de Gestión y Modernización del Estado, explicó que, por, se observa que muchos toman días de vacaciones para emprender este desafío, aunque las jornadas de reposo para someterse a los diferentes métodos son muy pocas, de acuerdo con la etapa del tratamiento.

“Esto es un mimo”, indicó el funcionario al referirse a la norma, por el estrés y las expectativas emocionales que despierta en la pareja el intento de tener un bebé. Además, si todo sale bien, el trabajador está contento, dispuesto; pero si no es así, pueden presentarse días de mucha tristeza por el duelo, según lo observado por los miembros de Recursos Humanos en Casa de Gobierno.

Antonio Martínez, médico especialista en fertilización asistida, explicó que físicamente no requiere mucho tiempo de reposo la paciente, pero sí es un momento de alto estrés y ansiedad por lograr un embarazo.

“Sólo se considera licencia cuando se trata de tratamientos de alta complejidad, pero depende de la etapa. Es que en la primera, que es la estimulación ovárica, es sencillo y lo mejor es no estar muy pendiente del tema. Por eso, no se recomienda reposo. En la segunda etapa, cuando hay que extraer el óvulo, se hace de forma ambulatoria y si quedara un poco sensible, por alguna hinchazón, se prescribe un día de reposo, aunque puede suceder que requiera 48 horas. En la tercera y última, cuando ya se hace la trasferencia embrionaria, no requiere ningún tipo de preparación ni es invasivo, es de forma ambulatoria y se da reposo fundamentalmente por el estrés que produce, por las expectativas que se siente, también 24 o 48 horas, dependiendo el caso”, detalló el profesional.

Además, agregó que en general no se recomienda tomar licencia, para no estar “pendiente de lo que sucede dentro del cuerpo. Ese estrés no es bueno. Incluso, hay estudios donde se compararon mujeres que tomaron licencia con las que no lo hicieron y estas últimas lograron iguales o mejores resultados”.

En el caso de los varones, en realidad todo el procedimiento para obtener el esperma es considerado como pretratamiento ambulatorio, pero la ley ayudará a que los hombres acompañen a sus parejas en esos momentos para cuidarlas.

Para cerrar, para Martínez la iniciativa es positiva, porque de alguna forma ayuda a contener a las parejas que ya no tendrían que pedir permiso por enfermedad, o días particulares.

En tanto la diputada Ramos explicó que el proyecto fue consultado con especialistas y con el propio Ministerio de Gobierno, desde donde se hicieron aportes, como el hecho de incorporar a los varones en el régimen especial de licencias, por lo que todo el contexto está dado para que salga votado afirmativamente en la Cámara Alta.

Modificación a la 5.811. El proyecto de Ramos introduce en el régimen de licencias, ya contemplado en la Ley del Empleo Público, los tratamientos de fertilización asistida de forma amplia.

Media sanción. Se espera que en Senadores aprueben la norma en las próximas semanas, ya que fue consensuado con el oficialismo y los otros partidos que integran la Cámara en Diputados.

A nivel nacional. En el Congreso de la Nación, también está en análisis una ampliación de las licencias por maternidad, para padres y madres, incluyendo los casos de fertilización asistida y la adopción.

Fuente: Diario Uno.