Cuatro personas internadas por presunta triquinosis en Rivadavia

Cuatro personas internadas por presunta triquinosis en Rivadavia

El Ministerio de Salud de Mendoza comenzó una investigación por posibles casos de triquinosis en el Este provincial.

Ante la consulta médica realizada por integrantes de siete familias provenientes de los departamentos de Rivadavia y Junín, que presentaron síntomas relacionados con triquinosis tras ingerir hamburguesas de pollo y cerdo, se decidió comenzar una investigación al respecto, indicó el Ministerio de Salud.

Hasta el momento, 13 personas han sido examinadas en centros de salud y consultorios de hospitales y cuatro de ellas -familiares entre sí- quedaron internadas en el Hospital Saporitti de Rivadavia.

Gonzalo Vera Bello, jefe del Departamento de Epidemiología de la provincia, aseguró a Los Andes que “como una forma de actuar preventivamente, los pacientes están siendo evaluados y con los cuidados necesarios como si tuvieran la enfermedad, ya que presentan los mismos síntomas. Hay que destacar que todos los pacientes se encuentran en buen estado y no corre riesgo su salud”.

Desde el Departamento de Higiene de los Alimentos y el Programa de Zoonosis ya se está trabajando para averiguar cuál fue el origen de la intoxicación, que aparentemente provendría de un trozadero y una avícola de la zona.

Desde el gobierno de la provincia recomiendan comprar chacinados y reses en establecimientos que cuenten con habilitación municipal. En caso de adquirir el animal entero, habrá que buscar el sello de inspección. También es necesario saber que los carniceros deben abastecerse en mataderos habilitados por la Dirección Provincial de Ganadería o el Senasa, y adquirir los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas. Las autoridades informan, además, que está prohibida la venta callejera de estos alimentos.

En tanto, en zonas rurales y criaderos, los criterios comunes a seguir son:

Respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos.

Alimentar a los animales adecuadamente, evitando que ingieran basura y restos de alimentos de restaurantes o comercios urbanos.

Evitar la proliferación de ratas en los criaderos.

Al realizar la faena de un animal (cerdo, jabalí o puma), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de entraña de cada res a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis.

Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.