Cornejo en Tunuyán: «Debemos coordinar lo público y lo privado para que el Valle de Uco potencie su economía»

Cornejo en Tunuyán: «Debemos coordinar lo público y lo privado para que el Valle de Uco potencie su economía»

El Gobernador Alfredo Cornejo participó del almuerzo por el 57º aniversario de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Tunuyán. Al abrir su discurso ante unas 450 personas en el hotel Fuente Mayor de Vista Flores, dijo que ve con muchísimo optimismo a la dirigencia mendocina, que muestra “un progreso constante y permanente”.

Al referirse a la necesidad de un mutuo apoyo entre lo público y lo privado, Cornejo subrayó que “para los gobiernos, tener a las organizaciones empresariales funcionando bien y verdaderamente representativas es muy bueno” y que, por eso celebra “la recuperación de esta cámara”.

El Gobernador hizo hincapié, además, en la necesidad de trabajar juntos, porque “los proyectos colectivos requieren de mucha deliberación, deben tener dirigentes que se pongan de acuerdo sobre bases sólidas, que las líneas directrices se mantengan aunque cambien las gestiones”.

Mirando hacia la macroeconomía y la historia reciente de nuestro país, Cornejo afirmó que en la Argentina ha faltado un modelo de desarrollo, porque “ha fallado el Estado y el mercado”.

Y amplió: “Hemos fallado en las dirigencias que no hemos sabido ponernos de acuerdo. Pero estamos para mirar hacia adelante. Sin duda, los que tenemos el poder político tenemos mayor responsabilidad. Debemos tolerarnos y armonizarnos en las diferencias, técnica y políticamente viables”.

Para el mandatario mendocino, hay que buscar un modelo de crecimiento y administración que tenga el mayor grado de eficiencia para la provincia. “Hemos logrado algunas cosas, tenemos un orden administrativo. Un Estado ordenado es un Estado que favorece a los más humildes y a las clases medias. Que puede permitirse hacer cosas para quienes lo necesitan”, dijo.

El mandatario, frente a la dirigencia empresaria del Valle de Uco, destacó que estamos frente a una oportunidad inmejorable y que por eso necesitamos tener un modelo de desarrollo donde el Estado intervenga en la economía de manera inteligente. “Un Estado bobo estorba y perjudica a la economía”, afirmó. “Hoy funciona Vialidad Provincial y tiene intervenciones constantes, especialmente en el Valle de Uco. Estamos lejos de lo óptimo, pero estamos cada vez más cerca de lo que necesitamos”.

Respecto de las necesidades urgentes del sector productivo, Cornejo recordó que se ha reducido la plaga de Lobesia botrana al 3% en toda la provincia, y prácticamente está reducida al Este, al que se está ayudando fuertemente. Y resaltó que el 97% del costo de la lucha contra la Lobesia botrana lo ha pagado el Estado provincial. 

“El que ordena puede proteger, tenemos que tener un plan estratégico de largo alcance para la agricultura. Nuestra agricultura no es influyente a nivel de precios en el mundo, tan sólo algunos pocos participan en los mercados globales, por eso hay que trazar un plan modernizador para un mercado abierto y muy competitivo. El Valle de Uco puede ofrecer esos productos, pero debemos organizarnos”, explicó.

Una idea constante en el discurso, con base en los conceptos del orden y las estrategias de futuro, es que el Valle de Uco tiene grandes posibilidades, dado que “hay una matriz productiva que está cambiando y que debemos liderar”.

Dijo, además, que la dirigencia debe buscar ejes comunes para elaborar un modelo de desarrollo sensato basado en la correcta administración de los recursos públicos. Dio como ejemplo los cambios en el Estado que posibilitaron bajar por tres años consecutivos los Ingresos Brutos.

“A los empresarios debo decirles que está bien pedir baja de impuestos, pero también hay que pedir eficacia y eficiencia en el uso de los recursos”, expresó.

En su exposición, también el Gobernador exhibió un estudio que indica que, en la última década y media, Mendoza pasó de representar el 4% del PBI de Argentina, al 2,8% actual. Es decir que la provincia perdió 1,2% de su participación en el Producto Bruto Interno nacional. “Es muchísima riqueza menos para los mendocinos, y eso se traduce en resultados negativos en lo social. Hay un 30% de personas pobres, y es resultado de esa disminución del PBI. Toda la dirigencia debe tomar cartas en el asunto”, explicó.

Pidió al sector empresarial crecer armoniosamente en todas las regiones y subrayó el logro que significa pasar de 3% del Presupuesto dedicado a obras e infraestructura, al 11% actual.

“El Estado inteligente es el que puede distribuir equitativamente”, insistió el Gobernador, y dijo que es necesario hacer cambios culturales, porque la mayoría de la población cree que la riqueza la genera el Estado y no las empresas, el sector privado.

“Seré el primer gobernador de la democracia que entregará su gestión con 6 mil empleados públicos menos. Hoy el Estado es más eficaz que cuando lo recibí”, aseveró.