Confirman continuidad de subsidios para la garrafa de familia

Confirman continuidad de subsidios para la garrafa de familia

Así lo anunciaron los funcionarios del Gobierno provincial en conferencia de prensa. La garrafa comercial tuvo un aumento del 40%.

El subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, acompañado por la directora de Fiscalización y Control, Mercedes Zuloaga, y el director de Contingencias Sociales, Alejandro Verón, realizaron una conferencia de prensa para anunciar los nuevos valores del gas natural licuado (GNL) publicados por el Ministerio de Energía de la Nación.

De acuerdo a la actualización de precios, el Gobierno ha mantenido el valor de la garrafa familiar a $20, el mismo que en 2016, que es principalmente utilizada por los más carenciados. Aquellos que califican para el beneficio reciben de Anses un depósito de $115 en sus cuentas bancarias para comprar la garrafa en cualquier boca de expendio, excepto durante el inverno cuando el subsidio alcanzará para 2 garrafas por mes.

“Esto es importante porque por primera vez en muchísimos años el usuario de la garrafa hogar, que es el segmento más sensible de la población, va a estar pagando prácticamente lo mismo que lo que paga el usuario de la tarifa social que está conectado al sistema. Tradicionalmente, la brecha entre el usuario de gas natural y el que compraba garrafa era de diez veces más para el segundo. De a poco se va acortando la brecha entre el precio de la garrafa y el gas natural”, explicó Guiñazú.

Por otro lado, los valores de la garrafa comercial tuvieron un incremento del 40%, trasladando su precio de $90 a $135 pesos. La cadena de comercialización, con impuestos incluidos, establece que el fraccionador debe vender la garrafa a $70, el distribuidos la tiene que ofrecer al minorista entre $123 y $125 y, por último, el consumidor final tiene que acceder a ésta en el orden de los $135.

El subsecretario de Energía detalló: “Este número es importante pero obedece al sinceramiento de los costos de los insumos energéticos en la Argentina. Si bien en el gas estamos avanzando bastante y se acerca a los costos de producción, lamentablemente esto afecta a los segmentos más frágiles, que son los usuarios de la garrafa”.

Prensa Mendoza.