Con Bullrich confirmado, el Gobierno define las listas y suma a una mujer a la recaudación de campaña

Con Bullrich confirmado, el Gobierno define las listas y suma a una mujer a la recaudación de campaña

Entre hoy y mañana, la Casa Rosada terminará de resolver quién será la compañera de fórmula del hasta ahora ministro de Educación para el Senado, casillero que podría caberle a Gladys González o a Graciela Ocaña, que hace unos meses mudó sus ambiciones a la provincia de Buenos Aires. Y quién encabezará la boleta para Diputados en el distrito más crucial del país.

Después de un par de horas de deliberaciones en la oficina del jefe de Gabinete en el primer piso de la Casa Rosada, la mesa chica del Gobierno terminó de definir en la tarde de ayer a Esteban Bullrich como el primer candidato a senador del oficialismo en la provincia de Buenos Aires, a la espera de la confirmación, o no, de la postulación de Cristina Kirchner, que se espera para el último turno del sábado.

Entre hoy y mañana, la Casa Rosada terminará de resolver quién será la compañera de fórmula de Bullrich para el Senado, casillero que podría caberle a la presidenta de Acumar o a la legisladora Graciela Ocaña, que hace unos meses mudó sus ambiciones a la provincia de Buenos Aires. Y quién encabezará la boleta para Diputados en el distrito más crucial del país. Hasta ayer a última hora, la duda era si ese lugar seguía reservado para Facundo Manes -resistido por un sector del PRO-, o si González u Ocaña también podrían vestirse con ese traje.

Con la elección de Bullrich, Mauricio Macri, que supervisó en la tarde de ayer el cierre vía telefónica, resolvió “malgastar” a un ministro ante la eventual candidatura de Cristina Kirchner, que, de presentarse, obligará al macrismo a nacionalizar y a polarizar la elección, una estrategia de confrontación que al Gobierno le sienta cómoda. El funcionario se suma así al lote de ministros que obligarán al Presidente a meter mano en el gabinete: Julio Martínez, en Defensa, y José Cano, al frente del Plan Belgrano, liderarán las listas de Cambiemos en La Rioja y Tucumán, respectivamente. El dilema pasa ahora por unificar criterios en la salida de los funcionarios.