Cinco maestras condenadas a prisión por maltratar a sus alumnos en un jardín de infantes

Cinco maestras condenadas a prisión por maltratar a sus alumnos en un jardín de infantes

Fueron condenadas por “abandono de persona agravado, amenazas y lesiones”. El hecho se conoció en 2013.

Este lunes se conoció la pena para la directora, las maestras y las auxiliares condenadas por “abandono de persona agravado, amenazas y lesiones” contra al menos 40 nenes en el jardín de infantes Tribilín de San Isidro, Buenos Aires, en 2013. Recibieron condenas que van de los 4 años y 6 meses de prisión a los 7 años y 6 meses.

Las docentes ya habían sido condenadas y estaban detenidas, pero en la mañana de este lunes se leyó la sentencia en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.

La fiscalía había pedido 10 años de cárcel para todas por igual, la pena máxima en este tipo de delitos, y la querella pidió 12 años, porque agregó el delito de “amenaza” para tres de ellas.

Según los jueces, se comprobaron maltratos que les dejaron a los chicos secuelas psíquicas y de aprendizaje, y las maestras colocaron en riesgo la salud física y psíquica de sus alumnos, por lo que las docentes fueron condenadas por unanimidad.

La mayor pena recayó sobre la directora, Noemí Núñez, quien fue condenada a 7 años y 6 meses de prisión. Su socia, Mariana Buchniv, recibió 5 años y 6 meses de prisión. La docente Yanina Gogonza, a quien en un audio se escuchó decirles fuertes frases a los chicos, también recibió una de las condenas más elevadas: 7 años.

En tanto, la auxiliar Noelia Gallardo fue sentenciada a 6 años y 3 meses de prisión y la otra auxiliar, Vanina Diap, a 4 años y 6 meses de prisión. En todos los casos, fueron además inhabilitadas por 10 años para todo tipo de actividad relacionada con niños.

El episodio se conoció en el verano de 2013, cuando el papá de una nena que no quería ir a la escuela le puso un grabador en la mochila y registró lo que sucedía en el establecimiento.

Las más de cinco horas de grabación que se dieron a conocer dejaron al descubierto el maltrato que recibían los chicos y los castigos a los que eran sometidos. “¿Podés sacar el cuaderno en vez de ponerte a boludear? Dejá de gritar, callate”, se escucha en un audio, con llantos de fondo.