Cerraron el Monasterio del Cristo Orante tras las denuncias de abuso

Cerraron el Monasterio del Cristo Orante tras las denuncias de abuso

La comunidad del Valle de Uco sigue consternada tras la denuncia de presunto abuso que hizo un joven contra dos monjes del Monasterio del Cristo Orante de Tupungato.

En un comunicado, el Arzobispado mendocino informó que tomó esta medida “preventiva y provisoriamente” mientras avanza la investigación, tanto interna, como la que lleva adelante la Justicia.

También indicaron que trasladaron a los religiosos que vivían allí.  “Los hermanos más jóvenes, apenas ingresados, regresarán a sus domicilios familiares y seguirán siendo acompañados espiritualmente en su búsqueda vocacional. Los hermanos mayores, uno profeso y otro novicio, ya sacerdote, vivirán en adelante en una comunidad parroquial a designar y podrán seguir discerniendo su llamado vocacional en un clima de contención espiritual”, informaron.

En cuanto a la administración y gestión de la institución, ahora responsabilidad directa de la Arquidiócesis, y mientras continúe “este doloroso estado de cosas, serán encomendadas a un sacerdote que desempeñará el oficio de Moderador diocesano del Monasterio del Cristo orante”. En este caso, quien se encargará de esas tareas es el Presbítero Aldo Vallone.