Carolina Cordero es la nueva reina de General Alvear

Carolina Cordero es la nueva reina de General Alvear

El colorido, la alegría y el entusiasmo propio de Vendimia se vivió en General Alvear luego de que la lluvia obligara a postergar el festejo un día. El domingo por la noche en las instalaciones de la Bodega Faraón, tras la fiesta “Historias del sol y el río”, se coronó a Carolina Cordero, la bella rubia que representó a Bowen. El distrito del este alvearense se había quedado con el reinado por última vez en 2011.

Las banderas, los cánticos y el retumbar de los bombos se sintieron durante toda la noche destacándose la hinchada bowense que asistió masivamente. La elección se definió prácticamente en la mitad del recuento. Carolina terminó sumando 32 votos, muy por encima de la Virreina, Julieta Barroso, que obtuvo 21.

Este año la elección de la soberana departamental contó con el voto de parte del público, además de funcionarios, representantes de instituciones y periodistas.

La flamante reina de la Vendimia de General Alvear tiene 22 años, es profesora de Educación Física y cuenta experiencia en cuanto a cetros y coronas, ya que hace 6 años fue la reina del Festival de la Ciruela que se realiza en su lugar de origen.

“No puedo explicar con palabras lo que siento en este momento, agradezco a mi gente querida de Bowen, a mi familia y amigos. Los verdaderos protagonistas son los agricultores, no bajen los brazos, sabemos que el agro está muy castigado pero no pierdan la esperanza. Ahora quiero que todo el pueblo me acompañe en Mendoza”, remarcó la bella rubia.

Hasta el domingo su vida transitaba de manera normal: “Estaba trabajando en un gimnasio y en la colonia de vacaciones. Soy de estar muy cerca de mis amigas y mi familia. Sé que mi vida va a cambiar. Luego de la coronación cuando llegué a Bowen me esperaban con una caravana para festejar, fue muy lindo”, contó Carolina todavía incrédula por su presente.

Una historia de sol y río

Desde muy temprano los alvearenses fueron acercándose para ocupar las 1.900 sillas dispuestas en las cercanías del escenario mayor, aunque la concurrencia superó ampliamente las expectativas: más de 3.000 personas presenciaron la fiesta.

La marcha de la Vendimia abrió el acto, interpretada por la banda infanto-juvenil que se destacó por su acento en los instrumentos de viento y percusión. “Faraón aquí en mi tierra al sur de Mendoza, soñamos un vino en homenaje a la cultura egipcia”, dijo el personaje de Víctor Cremaschi para dar comienzo al hilo narrativo de “Historias del sol y el río”, que contó el encuentro de dos niños en la Bodega Faraón.

Uno de los momentos cumbres fue la interpretación en vivo de la “Virgen de la Carrodilla” en la voz de de Paola Martínez, acompañada de una gran banda que incluyó piano, acordeón, violín, guitarra y bombo, con una puesta debajo del escenario cerrando la escena.

Las danzas también se desplegaron a través de las diversas raíces culturales que forjaron el departamento. Jorge Rubio estuvo a cargo de la dirección coreográfica: el talentoso bailarín, junto a Yoli Liria, deleitó sobre las tablas bailando una zamba que culminó con un caluroso aplauso.

El final potente de la fiesta -con dirección general de David Longedo- incluyó el himno nacional, banderas argentinas, papeles de colores al viento y una seguidilla de fuegos artificiales que iluminaron la noche alvearense. Con esa contundencia finalizó una Vendimia más, a veces cuestionada pero siempre convocante.

Fuente: Los Andes


Leave a Reply

You are logged in as 8 Digital | Log out
  Subscribe  
Notify of