Argentina lleva a la OEA una propuesta para dar solución a la crisis de Venezuela

Argentina lleva a la OEA una propuesta para dar solución a la crisis de Venezuela

Por pedido expreso del presidente Mauricio Macri y en su primer misión de alto vuelo como flamante canciller, Jorge Faurie llevará mañana a una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en México una propuesta concreta de la Argentina para avanzar en una solución posible ante la crisis de Venezuela: el gobierno argentino pedirá que se conforme cuanto antes un “grupo de amigos” de Caracas bajo la figura de un “conciliador”, que sería una personalidad relevante del mundo que reúna el consenso entre los países latinoamericanos.

“Hay que buscar coincidencias inmediatas desde la OEA, acercar posiciones para dar solución al conflicto de Venezuela y exigir que haya allí un respeto por la democracia, la división de poderes y que se libere a los presos políticos”, dijo a Infobae una fuente calificada de la Cancillería. Este concepto contempla el mandato de la Argentina para que en la reunión de mañana de la OEA en México se intente conformar la comisión del grupo de amigos de Venezuela. Es decir, una suerte de representantes de cada país entre los cuales habrá referentes del llamado eje bolivariano que integran Ecuador, Bolivia o Nicaragua y que tienen cercanía con el régimen de Nicolás Maduro.

En el planteo argentino, que comparten más de 14 países de la OEA, estará cerrado por una suerte de “conciliador” para unificar criterios. La Argentina planteó con la ex canciller Susana Malcorra que esta figura sea el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan. Esta postura estaría vigente pese a que ahora el Palacio San Martín está en manos de Faurie. No obstante, se barajaron otros nombres consensuados con diferentes países en los últimos días. Así, se mencionó al ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero; al premier canadiense Justin Trudeau; al ex juez español Baltazar Garzón y a una figura de la Iglesia católica que no sería el secretario del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

La intención de Macri es tratar de imponer el criterio de un “grupo de amigos” de Venezuela con la idea de avanzar hacia un principio de solución de la crisis violenta que vive la sociedad venezolana. Como adelantó hace unas semanas Infobae, el entonces vicecanciller Pedro Villagra Delgado por pedido de Malcorra había acercado posiciones a los “amigos” de Maduro. Así, hubo diálogo con referentes de los gobiernos de Ecuador y de Bolivia. Macri tuvo intenciones de profundizar estas negociaciones cuando fue a la asunción del presidente de Ecuador, Lenin Moreno. Pero el mal de altura y una descompostura que lo afectó en Quito abortaron todo tipo de tratativas.

Fuente -Infobae-