Antes pintor callejero Ahora estrella del fútbol mundial

Gabriel de Jesús, surgido en Palmeiras, donde convirtió 28 goles en 83 partidos, desde enero pasado se convirtió en jugador del Manchester City, fichado por 31,2 millones de euros. El chico que nació y se crió en la ciudad de San Pablo creció de golpe y se convirtió en una estrella, a la que Dunga incluyó en la selección mayor luego de ser campeón olímpico con el equipo Sub 23 y Tite lo mantuvo entre los atacantes preferidos al relevarlo en el puesto de DT.

Ese es el presente del joven futbolista, que hace apenas tres años y en vísperas del Mundial de fútbol de su país, cuando aún no había debutado en la primera división,  pintaba las calles de su ciudad,  descalzo y muy lejos del glamour que lo envuelve hoy.

Aquel adolescente de un barrio humilde, que soñaba con triunfar mientras jugaba en las categorías menores del Palmeiras, no olvida sus orígenes; y es por eso que ha publicado las fotos que registran ese momento de su vida.