Alumnos se preparan para la evaluación integradora anual

Alumnos se preparan para la evaluación integradora anual

Aunque desde la DGE señalan que se evalúan capacidades y no contenidos, en las escuelas -tanto de primaria como de secundaria- piden a los docentes que repasen todo lo visto durante el año.

En lugar de los globales del pasado, a fin de mes los alumnos de primaria y secundaria de la provincia tendrán una Evaluación Integradora Anual por cada una de las materias.

Se trata de una prueba que no implica recapitular los contenidos de la asignatura, sino vincular los aprendizajes y medir si los niños y adolescentes adquirieron determinadas capacidades.

Es que en la actualidad, los chicos no tienen dificultades para acceder a la información, pero sí muchas veces para jerarquizarla y procesarla. En este contexto, la memoria, si bien sigue siendo importante, debe compartir el podio que ostentaba en lo educativo con otras habilidades.

Entre ellas, Emma Cunietti, subsecretaria de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa de la DGE, enumeró la capacidad de diferenciar lo principal de lo accesorio, de resolver problemas, de inferir lo que no está explícito, de aplicar conceptos a otras situaciones.

“Los contenidos pueden ir cambiando, sobre todo en Ciencias Sociales, pero lo que sí se debe desarrollar es la capacidad de aprender, de adquirir el conocimiento que se necesita para cada situación”, planteó la funcionaria de la Dirección General de Escuelas.

Esta modificación en lo que se evalúa a fin de año tiene como correlato una mayor libertad de elección del instrumento para tomar la prueba.

Así, el docente o la institución educativa podrán optar por una prueba tradicional, pero también por proyectos, trabajos prácticos, estudios de caso, evaluaciones de opción múltiple, uso de TIC, ensayos. La elección dependerá de la naturaleza de la capacidad a evaluar, pero sí es requisito que se trate de una evaluación individual.

Aunque en el calendario escolar la Evaluación Integradora Anual aparece a partir del 23 de noviembre, los exámenes podrán comenzar a tomarse el lunes 21. Deberán rendirlo tanto los estudiantes de nivel secundario, como los de primario, desde primer grado a séptimo. La idea, señaló Emma Cunietti, es que los alumnos no tengan más de una por día. Como rendirla es obligatoria, el chico que no pudo asistir deberá tener una instancia de recuperación.

Sobre la nota, Cunietti explicó que en primaria, el resultado de la prueba se promediará con el resto de las calificaciones del tercer trimestre. En tanto en secundaria, se hará un primer promedio de las notas del trimestre, que luego se promediará con la calificación de la evaluación integradora; de ahí que su influencia relativa sea un poco mayor en este nivel.

Fuente: LOS ANDES


Leave a Reply

You are logged in as canal8 | Log out
  Subscribe  
Notify of