Advierten sobre nuevas modalidades de estafa en el Valle de Uco

Advierten sobre nuevas modalidades de estafa en el Valle de Uco

Una vecina vivió una confusa situación y advierte que se trató de un intento de estafa.

Durante la tarde del martes, una vecina del departamento de Tunuyán recibió un llamado proveniente de la producción del programa de Susana Giménez. La mujer que se vio sorprendida ya que se trataba de la entrega de un premio de una gran cantidad de dinero, advirtió algunas pistas para darse cuenta que podría tratarse de un engaño, como ella lo describe “el cuento del tío”.

Pasadas las 19:30 del martes, un llamado anunciaba que la mujer había resultado ganadora de una suma de $150.000 los cuales serían depositados en una hora, y luego el próximo domingo la propia Susana Giménez llamaría para felicitar a la ganadora.

Según describe la mujer “me preguntaron primero si era la titular de la línea, me dijeron que había sido sorteada y que Susana me iba a llamar el domingo para poder agradecerle”. Aunque confiesa haberse sentido eufórica en un primer momento, algunos detalles despertaron la sospecha de que podría tratarse de una farsa.

“Es verdad que yo he participado del sorteo, pero me llamó la atención” dijo. Primero por el horario, ya que desde la supuesta producción pretendían que sin mayores indicaciones se dirigiera hasta un cajero automático, y una vez allí le dirían qué hacer. Por otro lado, una gran equivocación se dio por parte de uno de los hombres, ya que intentando explicar que se trataba de la producción de Susana Giménez habría mencionado accidentalmente a Marcelo Tinelli. Ese detalle fue el que encendió el alerta.

Atenta a cada palabra, recibió un nuevo llamado a las 20:30. De acuerdo a lo pactado la mujer ya tendría que encontrarse en un cajero para llevar adelante la supuesta transacción. Frente a las dudas, comenzó a interrogar sobre el marco legal del sorteo, a lo que habrían respondido en tono prepotente, según lo detalla, que “se trataba de algo serio” cambiando rotundamente el tono de voz.

Por otro lado agregó, “me hablaron dos hombres distintos, y ninguno tenía una tonada porteña, es como si estuviera hablando con alguien de acá”. Colapsadas de dudas, la mujer puso fin a lo que ella considera una supuesta estafa, y comparte su experiencia a los fines de evitar que alguien más se vuelva víctima de un delito.