Uso responsable del agua potable en Mendoza

Uso responsable del agua potable en Mendoza

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento recuerda a la población cuáles son las prohibiciones y restricciones para el preservar este recurso.

En esta época del año aumenta sensiblemente el consumo de agua potable en los oasis urbano-agrícolas de Mendoza. Desde el Ente Provincial de Agua y Saneamiento solicitan un uso esencial del servicio.

Además, el organismo recuerda la vigencia de las Multas por Derroche, que apuntan a desalentar los usos que provocan un alto consumo y no son relevantes en términos de salud, como por ejemplo, la utilización de manguera para lavar veredas y automóviles.

Prohibiciones y restricciones

Desde el EPAS se faculta a todos los operadores sanitarios a realizar inspecciones y aplicar multas a los usuarios infractores.

Usos prohibidos: todo el año, durante las 24 horas, está prohibido el lavado de veredas y automóviles con manguera y/o hidrolavadora (sí se puede realizar con balde). Asimismo, está prohibido el riego de calles pavimentadas por cualquier medio y el uso de agua potable extraída mediante conexiones clandestinas.

Usos restringidos: El riego de jardines y calles no pavimentadas, así como el llenado de piletas, deben realizarse únicamente entre las 22 y las 8 del día posterior.

El objetivo es colaborar con la correcta administración de la producción y reservas de cada planta potabilizadora, atendiendo al impacto que las elevadas temperaturas tienen en el consumo.

Es necesario destacar que hasta el mes de diciembre no se produce el esperado deshielo en cordillera, mientras en el llano aumentan las temperaturas y los requerimientos de agua, siendo importante tener presente que en las zonas urbanas el riego de jardines se realiza casi exclusivamente con agua potable.

Se aconseja no regar a manto, ni durante tiempos largos; no inundar jardines y fundamentalmente, respetar el horario permitido para riego.


No hay comentarios

Escriba un comentario
¡No hay comentarios aún! Se el primero en comentar este artículo

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*