Una joven se escapó de una finca en San Martín y denunció que vivía como esclava

Una joven se escapó de una finca en San Martín y denunció que vivía como esclava

Una joven asegura haber vivido “en condiciones de esclavitud” durante casi tres años, en una finca de Ingeniero Giagnoni, al este de la ciudad de San Martín.

La mujer, de 21 años de edad, denunció el asunto en Guaymallén, departamento del que es oriunda y al que escapó, luego de abandonar  la casa en la que vivió durante unos tres años con su pareja, su suegra y su cuñada, que fueron aprehendidos por la policía tras la acusación.

Según consta en la denuncia, que inicialmente fue tramitada en la Fiscalía de San Martín, la joven habría sido víctima de maltratos y sometimientos, al punto que sostuvo en su declaración que en muchas oportunidades pasaba parte del día atada y que la soltaban para hacer la limpieza o darle de comer a su hijo de un año.

En un principio, la causa comenzó a ser instruida en la Fiscalía de comisaría 12 de San Martín, aunque con las primeras averiguaciones, el expediente avanzó hacia una probable privación de la libertad, por lo que fue derivada a la Justicia Federal.

De todos modos, trascendió que la joven habría sido víctima de malos tratos, tanto psicológicos como físicos e incluso sostuvo en su denuncia y como ejemplo, que ante un dolor de muelas que tuvo hace algunos meses, su pareja  lo resolvió usando unas tenazas: “Lo que cuenta es dramático y se han realizado pericias médicas en su cuerpo y en su dentadura para aportar elementos a la causa”, señaló una fuente cercana a la investigación.

Todo habría comenzado hace unos tres años, cuando la mujer inició noviazgo con un muchacho de Giagnoni, con el que se fue a vivir al poco tiempo a una finca de ese distrito que comparten San Martín y Junín. Pero ya en esa vivienda, ubicada en una finca del lugar, lo que inicialmente fue una relación amorosa se habría convertido en vida sometida a malos tratos psicológicos y físicos, que la Justicia investiga ahora como privación de la libertad, violencia de género y posible trata de personas.

Este fin de semana, la joven finalmente decidió escapar del lugar y lo hizo con su hijo, que tiene poco más de un año y que nació producto de la relación con su pareja, un joven de 23 años, ahora detenido y a disposición de la Justicia.

“Hay tres personas aprehendidas, que son la pareja, la suegra y la cuñada de esta mujer”, agregó la fuente y completó: “Se hizo un allanamiento al lugar donde vivía esta gente y del que se secuestraron algunos elementos que posiblemente ayuden a corroborar la historia que cuenta la víctima”. El caso está ahora en manos de la Justicia Federal.

Fuente: Los Andes