Un policía se mató tras agredir a su pareja

Un policía se mató tras agredir a su pareja

Una discusión primero y un disparo después alteraron la tarde este domingo en una calle de Junín. La denuncia de una mujer contra su pareja, un efectivo de la policía de Mendoza, terminó con el suicidio del uniformado, ante el infructuoso reclamo de sus pares que, alertados, habían llegado al lugar.

El policía fue identificado como Juan Arjona, con prestación de servicio en una comisaría de esta ciudad, fue denunciado por su esposa acusándolo de agresiones verbales y también físicas. El llamado al 911 alertó a las autoridades las que prestamente llegaron hasta el domicilio que ambos compartían sobre calle Las Corias, del departamento de Junín, en el Este mendocino.

Fue a media tarde cuando los efectivos desplazados hasta el lugar, fueron testigos de una escena de violencia de género y mientras la mujer era auxiliada, el policía se atrincheró en una habitación con el arma reglamentaria en su mano y amenazando con quitarse la vida.

Lo que finalmente ocurrió, desoyendo el reclamo del personal que dialogaba a través de una ventana de la vivienda.

Otros casos

La violencia de género entre hombres de la fuerza policial no se limita a este caso, sino que lamentablemente es una constante.

La última semana, por ejemplo, se denunciaron dos hechos. Uno en Eugenio Bustos, donde una mujer había sido agredida por su hermano, al que se identificó como el auxiliar Leandro Vallejos, con destino en la Comisaría 47° y al que, como es norma, se le quitó el arma reglamentaria.

El otro hecho, fue denunciado en Santa Rosa, después de que el efectivo Diego Ganu mantuviera una discusión con su pareja, quien se encerró en la casa. El uniformado embistió la puerta de la casa con su moto y escapó del lugar, llevándose a los hijos menores, los que más tarde fueron devueltos. A este policía también le quitaron el arma.

Ambos casos están siendo investigados por la Inspección General de Seguridad.

Fuente: Los Andes


No hay comentarios

Escriba un comentario
¡No hay comentarios aún! Se el primero en comentar este artículo

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*