Un ex policía fue detenido tras cometer varias estafas en Mendoza

Un ex policía fue detenido tras cometer varias estafas en Mendoza

Decía tener contactos en Tribunales y ser asesor del ministro de Seguridad. Cayó en Godoy Cruz, acusado de estafar con cheques sin fondo.

Un ex policía mendocino acusado de realizar varias estafas en diferentes modalidades fue detenido en las últimas horas. Había sido expulsado de la Fuerza justamente por actuar con engaños: fingía una discapacidad en una de sus piernas para presentar partes de enfermo.

Voceros de la Policía precisaron que Ricardo Farías fue detenido en la tarde de ayer por orden del fiscal de Delitos Económicos Santiago Garay. El hombre de 48 años había pertenecido a la Fuerza policial pero fue exonerado por la cantidad excesiva de partes de enfermo que presentaba. Según se determinó luego, Farías fingía una discapacidad en una de sus piernas pero un examen que le realizaron reveló que tal patología no existía. Para entonces, había acumulado más días de licencia por enfermedad que lo permitido.

Según creen tener acreditado los pesquisas, al ser expulsado de la Policía, Farías comenzó su actividad delictual.

En 2011 el fiscal Garay lo imputó por varias estafas. Inclusive, Farías fue condenado por portación ilegal de arma de fuego pero recibió la pena en suspenso.

Esta vez Garay reunió más pruebas para determinar que el acusado cometió al menos seis estafas (tal el número de denuncias en su contra) por pagar con cheques sin  fondo. En ocasiones, Farías compraba vehículos y los pagaba con bonos sin fondo. Así se apropió de una camioneta Mercedes Benz, un tractor Shangai, una importante cantidad de vajilla y otros objetos. “También se supo que perjudicó a un campeón mundial de boxeo con varios miles de pesos”, precisaron fuentes policiales.

Farías permanentemente fingía ser un funcionario judicial-policial, inclusive decía ser asesor del ministro de Seguridad y se presentaba como tal en cada lugar. El ex uniformado decía tener línea directa con varios fiscales. Los pesquisas revelaron ahora que también se lo solía ver en los pasillos de Tribunales, intentando captar personas con necesidad de un abogado y ofrecía sus servicios como una especie de “carancho”.

Ayer por la tarde efectivos del Grupo de Observaciones de la Departamental Guaymallén que contaban con un dato certero sobre el paradero del acusado trabajaron en forma coordinada con personal de la División Delitos Económicos. La triangulación de datos permitió establecer que el buscado se movía por Godoy Cruz y, luego de trabajos de inteligencia, lo detuvieron.

Farías fue imputado en, al menos, seis expedientes pero podrían surgir más víctimas a partir de su detención. Suma más de diez causas que acumula con anterioridad.

Fuente: Los Andes