Tiros, piedras y gases lacrimógenos en el Jardín Manantiales

Tiros, piedras y gases lacrimógenos en el Jardín Manantiales

Tras la denuncia de una de las mamás del jardín Manantiales de Tunuyán, los padres se hicieron presentes en la institución para pedir justicia y explicaciones al respecto. Según la denuncia radicada, una niña fue “manoseada” y “abusada” por uno de los celadores.

Los padres se manifestaron y fue tal el enojo que comenzaron a gritar, insultar y pedir a los policías, que saquen al celador a “dar la cara”, por lo que personal de Infantería tuvo que llegar para custodiar el lugar.

En un momento determinado, los padres comenzaron a arrojar piedras y así se inició un verdadero desmadre: gases lacrimógenos y balas de goma comenzaron a volar por los aires.

El celador denunciado, de quien desconocemos su identidad, fue sacado del establecimiento por detrás y llevado a la comisaría, a fin de evitar mayores disturbios y no provocar un posible linchamiento.

LULU 03

Producto de la represión policial, varias mujeres resultaron lesionadas ya que ellas intentaron evitar que los perdigones impactaran en sus niños.

Cuando los efectivos se fueron del lugar, los padres regresaron al Jardín, y muy eufóricos, pidieron hablar con la directora, quien continuaba custodiada por algunos uniformados.

Los niños comenzaron a salir de a poco de la institución, asustados y sin entender lo que estaba sucediendo, se retiraron de la mano de sus padres.