Subas en comisiones de tarjetas y cuentas bancarias

Subas en comisiones de tarjetas y cuentas bancarias

Algunas entidades aumentaron sus cargos a principios de año y en mayo, mientras que otras lo hicieron en junio y se abona en julio y agosto. Incrementos llegan hasta 95%.

A los nuevos incrementos de gas, luz, medicina prepaga, boleto del colectivo, entre otros, ahora se suman las comisiones de las tarjetas de crédito y cuentas de algunas entidades bancarias. Se trata de la segunda suba del año.

El impacto en los usuarios llegó para algunos usuarios en junio y para otros será recién en julio o agosto. Cabe indicar que las subas y el promedio depende de cada banco por eso la disparidad del porcentaje y de las fechas.

En este sentido, de la información que puede tomarse del Banco Central se desprende que por el servicio de renovación de una tarjeta de crédito nacional de una de las entidades bancarias está por encima de los $ 1.400, mientras que el ítem gastos de mantenimiento, llega a estar en los $ 94 por mes.

Pero además, para volver a emitir un plástico ya vencido o reimpresión por robo o extravío arranca en alrededor de los $ 29 como el más económico y llega a rozar los $ 200 de acuerdo a la entidad emisora.

Además de estos valores y de los incrementos de algunas de las entidades en lo que respecta a tarjetas de crédito, también dependiendo del banco, aumentaron los mantenimientos de las cuentas corrientes y algunos de los ítems de Caja de Ahorro.

Consumo con tarjetas de créditos

El uso de las tarjetas bancarias ha proliferado en Argentina, dado por un lado por la facilidad con la que los bancos brindan para adquirirlas.

Pero además, la inflación y la caída del poder adquisitivo de las familias ha provocado que rápidamente más consumidores opten por tener más tarjetas de crédito y por pagar sus compras con este medio, dejando de lado el efectivo. De hecho, según el último informe de ATACYC (Cámaras de Tarjetas de Crédito y Compra) las compras con tarjetas de crédito y débito crecieron en 2016 41% y el 48%, respectivamente.

Así las cosas, es que por lo general una familia de clase media tiene por lo menos dos plásticos de dos entidades bancarias diferentes, y en algunos casos ese número se multiplica. En este sentido, el costo supone para muchas familias un gasto considerable y sobre todo considerando las últimas subas del 2017.

Fuente /Los Andes/