CANAL 8 EN VIVO

Señores de CATA: Quiero mis dos pesos

Señores de CATA: Quiero mis dos pesos

Antes que nada pido disculpas por ocupar un espacio de este medio para difundir una situación personal; solo que la misma se reitera en muchos casos de personas que utilizamos el servicio de CATA en la línea Mendoza – Tunuyán con cierta continuidad.

También es necesario decir que, en nuestra Argentina del año 2018, con $ 2 no es mucho lo que se puede hacer.

Paso a relatar la situación que me tocó vivir en el día de ayer.

En horas del mediodía, viajo hacia la Ciudad de Mendoza, como lo hago casi siempre pago mi boleta con la tarjeta de débito. Al regresar a Tunuyán llego con lo justo para tomar el servicio “diferencial” de las 19.00 hs, hay varias ventanillas de CATA atendiendo al público y, realmente, muchísima gente para comprar sus boletos. Llego hasta la persona que me atiende, pido mi boleto y para evitar las demoras que la generación del cupón ocasiona, le paso $ 200. El señor emite el ticket y me entrega $ 85 de vuelto; le digo: “Señor, falta dinero”, el hombre dice lacónicamente “No hay monedas, su colectivo es el segundo que está estacionado y  está saliendo ahora”. En ningún momento preguntó si tenía $3 para entonces darme $5 de vuelto.

Me subo al colectivo que, como sucede habitualmente, no es de los que se destaca por su limpieza y buen estado de los asientos. Emprendo el regreso. Voy repasando las cosas que hice en la tarde  y, al final me pregunto: “¿A cuántas personas le quedarán debiendo $2, deben hacer alguna diferencia al final del día? ¿Le sobrará en la caja y lo rendirá cómo tal? ¿Es verdad que no tiene monedas o es solamente una clásica avivada? ¿La Empresa le provee el cambio necesario para toda la jornada? Demasiadas preguntas para tan poco dinero. En realidad, poco dinero para una sola persona, aunque multiplicado por la cantidad de pasajeros que utilizamos ese servicio, no debe ser tan poco.

Quienes nos valemos de los servicios de CATA para el tramo Mendoza – Tunuyán podemos decir que las frecuencias son muy buenas y los horarios por lo general se cumplen, también podemos decir que no siempre el estado de los vehículos en cuanto a limpieza y calidad de los asientos es el mejor, sin dejar de recordar las veces que el baño del colectivo se encuentra clausurado. También podemos decir que no tenemos demasiadas opciones para elegir, porque parece que ese tramo es “propiedad” de la tradicional empresa del Valle de Uco.

Para finalizar quiero decir que mi problema no son los $ 2, mi problema es que quiero ser tratado cómo una persona, viajar en un colectivo que no esté lleno de papeles, envases vacíos y otras cosas varias, que no me encuentre asientos vencidos y respaldos que no se mueven y también pretendo que, si se van a quedar con mis $ 2, por lo menos me lo digan con una sonrisa.

Ricardo E. Guinsburg

DNI 10.658.057