Se remodeló la plaza de juegos infantiles del RIM 11 de Tupungato

Se remodeló la plaza de juegos infantiles del RIM 11 de Tupungato

El pasado sábado, el Intendente Gustavo Soto, junto a los vecinos del Barrio RIM 11 Grl. Las Heras, dejaron inaugurada la remodelación de la Plaza de Juegos Infantiles, la cual estaba casi obsoleta y muy deteriorada. La impulsora del proyecto fue Carla de Rossini, esposa del Jefe del RIM, quien atendió y entendió la necesidad de optimizar este importante espacio público para el desarrollo al aire libre, de los niños del lugar.

Por su parte y dentro del plan municipal de Embellecimiento de Espacios Verdes, la Dirección General de Obras se dispuso a trabajar con compromiso para recrear la plaza de juegos del barrio, con la colaboración y ayuda de los vecinos del lugar.

“Muy contento del trabajo del empleado municipal que siempre lo reconozco, porque generalmente, estas obras se realizan mediante administración, es decir que lo realizan en el porcentaje total el empleado municipal”, destacó el Director Marcelo Elizondo.

En algunos casos se refaccionaron juegos que podían ser reutilizados, pero también se incorporó nuevo equipamiento como tobogán, calesitas, columpios, bancos, cestos de basura y se incorporó nueva luminaria para brindar mayor seguridad y llevar tranquilidad a los vecinos.

“Un eslabón más en una serie de trabajos que vamos haciendo de embellecimiento de espacios verdes, plazas y lugares para contener a los niños y las familias que tanto lo necesitamos”, expresó el Intendente Municipal Gustavo Soto.

Durante la tarde los más pequeños disfrutaron en los divertidos juegos y compartieron junto a sus familias de un rico chocolate caliente y pastelitos dulces, realizados por el personal del Regimiento y volvieron a dar vida a este importante espacio de recreación.

Esta plaza lleva el nombre “Tambor de Tacuarí”, en conmemoración de un niño de 12 años llamado Pedro Ríos, quien participó como soldado en el Ejército de las Provincias Unidas del Río de la Patria, destacándose en la batalla de Tacuarí donde murió en combate tocando el tambor que alentaba a las tropas.