CANAL 8 EN VIVO

Se realizó la primera cirugía plástica infantil en el Hospital Scaravelli

Se realizó la primera cirugía plástica infantil en el Hospital Scaravelli

La operación se llevó a cabo el viernes en un niño de siete años que había nacido con dos dedos de la mano derecha fusionados.

El cirujano pediátrico, Antonio Estévez, confirmó a Canal 8 que esta fue la primera cirugía plástica pediátrica realizada en Tunuyán: “Es un paciente de siete años que había nacido con dos dedos fusionados de la mano derecha”.

Este niño sufría bullying en la escuela debido a esto: “Se le dificultaba muchísimo su manejo en el día a día y tenía un gran ausentismo escolar por este motivo, porque sufría de todo tipo de ‘gastadas’ por parte de sus compañeros, por eso sus padres habían dejado de mandarlo a la escuela”, contó Estévez.

Esta intervención quirúrgica, con un alto grado de dificultad, fue llevada a cabo por cirujanos locales y otros que vinieron desde el hospital Notti: “Los familiares lo consultaron y, nuestros amigos del hospital Notti, que es donde nos formamos, vinieron e hicimos la cirugía acá”.

“Es una dificultad de grado alto en cuanto a la técnica quirúrgica, es muy compleja porque hay que permitir que los dos dedos sigan teniendo buena irrigación”, explicó el cirujano.  Y agregó: “Fue muy exitosa, al otro día se fue a la casa, hoy lo controlamos y ya está comenzando a mover esos dos dedos que -obviamente – hay que enseñarle, y tiene que hacer kinesioterapia para seguir evolucionando bien”.

En cuanto a este tipo de intervenciones quirúrgicas en niños, Estévez aseguró que en el Scaravelli tienen todos los recursos materiales para realizarlas, y que sólo hacen falta profesionales que las lleven a cabo: “Hacen falta recursos humanos formados, como el cirujano plástico infantil, que trabaja en el Notti. Pero no hace falta que trabaje acá, ya que simplemente se lo puede llamar en casos como este, para que ellos vengan, en lugar de que la familia del paciente se tenga que trasladar al Notti”.

Sin lugar a dudas, la alegría de los profesionales tras este logro en el hospital regional es enorme: “Es muy bueno ver que vamos aumentando la demanda de pacientes, ha ido creciendo exponencialmente, tenemos casi 700 niños operados en dos años y eso nos pone muy contentos porque la gente se ha ido enterando, acude a nosotros y nosotros a su vez, tenemos la responsabilidad y el compromiso con la comunidad de poder solucionarle la mayor cantidad de problemas que tenga”, concluyó Estévez.