Sacaron más de 100 camiones llenos de residuos del arroyo El Molino en Tupungato

Sacaron más de 100 camiones llenos de residuos del arroyo El Molino en Tupungato

Las tareas de desembanque permiten mejorar la funcionalidad del arroyo y prevenir su desborde. La basura urbana es la principal causa de deterioro del cauce.

La Dirección de Hidráulica de la Provincia realiza tareas para mantener y preservar el buen estado de los cauces aluvionales y de este modo mantener una defensa activa en caso de crecidas de agua y barro. En esta oportunidad se sacaron más de 100 camiones completos de residuos sólidos urbanos en el arroyo seco El Molino en Tupungato.

Los canales y acequias que forman parte de la red aluvional de Mendoza pierden su objetivo de drenaje cuando comienzan a disminuir su capacidad de conducir el agua de las tormentas, al ser obstruidos por los residuos sólidos urbanos que se arrojan en su interior.

Por este motivo, una de las tareas que lleva adelante el personal de la Dirección de Hidráulica es el mantenimiento, desmalezado y control de erosión de la red aluvional de la provincia. En este caso se trata del  arroyo El Molino, que al pasar por una zona urbana, en pleno centro de Tupungato, es obstruido por la acción desaprensiva de la población, que arroja todo tipo de basura domiciliaria y genera así no sólo su obstrucción sino que también convierte la zona en potencial foco de infecciones. Más de 100 camiones repletos de escombros y residuos urbanos fueron retirados de ese cauce.

David Cangialosi, director de Hidráulica, explicó que las cuadrillas de operarios salen diariamente a concretar tareas de desmalezado, desembanque y mantenimiento de cauces aluvionales. “Son operaciones de rutina que se realizan con personal de la dirección y con presupuesto propio. Estas actividades, además de los trabajos de mantenimiento y auscultación de presas y de estudios de zonificación de riesgo de cauces, son parte de la planificación laboral cotidiana que llevamos adelante desde esta dependencia”, dijo el funcionario.