Rusia 2018 Victoria de Croacia ante Argentina

Rusia 2018  Victoria de Croacia ante Argentina

Y el gran día llegó. En el segundo parido del mundial nuestro equipo juega una final; o casi, porque el partido ante Croacia marca la necesidad de ganar para poder aspirar algo más que la simple participación.

Lo escribo ahora y ojalá me arrepienta al finalizar el comentario, no me gusta éste equipo con línea de tres, no por el concepto futbolístico que ello implica sino porque para ser un efectivo sistema defensivo necesita muchisimo trabajo; y en éste caso no ha existido. Y no me gusta Sampaoli.

Han pasado doce minutos, los dos primeros mostraron control de campo y juego por la selección argentina, cuando Croacia se acomodó la cosa se complicó un poco y obligó a Caballero a una estirada bárbara, claro que entonces hubo dos muy buenas para nuestro equipo; una avivada de Enzo Perez que no pudo terminar Messi y otra a través de una proyección lateral de Mercado que calzó Aguero y la pierna de un defensor desvió por arriba del travesaño.

Lindo partido, parejo, buena presión para recuperar. Da para sufrir.

Y nos pegamos un susto tremendo a los 20 minutos cuando la  defensa se durmió y Caballero resolvió un mano a mano tremendo frente a Mandzukic. En éste momento  Croacia se agrupa y corta los circuitos argentinos; con Rakitic cómo un lanzador preciso y el manejo de Brozovic pivoteando por todo el frente. Hay que dar un par de pasos adelante y poner el juego más lejos del arco propio.

A los 30 minutos los que se equivocaron fueron los defensores croatas y Enzo Perez nos hizo gritar en vano, porque pareció que sacudía la red. Fue solo una ilusión óptica, aunque mostró que se puede llegar y  que ellos ofrecen ventajas en defensa. Claro que nosotros también; y nos salvamos con lo justo a los 33.

Messi  ?  Le hacen marca zonal, con dos grandotes; y todavía no le llegó ninguna limpia. El partido está muy parejo, y áspero; hace falta una amarilla. que por fin el árbitro muestra. El equipo está funcionando, sigue con control de pelota aunque “La Pulga” no incida, y eso es una buena noticia.

Se fue el primer tiempo, la chapa está en “0″; aunque en el cierre nos pegamos otro susto. Hay que manejar la ansiedad. Y rogar que Messi tenga un par de cms de ventaja.

Arrancó el segundo y tiempo y Mascherano se para un poco más adelante cómo para presionar algo, de todos modos falta profundidad en el juego, las subidas son lentas y anunciadas y asi no sirve mucho.  Encima Caballero comete un error grosero al querer despejar con jerarquía, solo que se olvidó que estaba Rebic y el croata definió perfecto, Uno a cero abajo.

Sampaoli mueve el banco, Higuain por el Kun y Pavón por el “Toto” Salvio; pasan los minutos y parece que Argentina reacciona, sobre todo por lo que está moviendo el “Pipa”, de tal forma que una que armó a los 63 minutos casi termina en empate.

A los 67 minutos sale Enzo Perez de buen partido más allá que desperdició las más clara, adentro Dybala, supongo que para arrimarse a Messi que, sigue sin aparecer.  Las ideas no aparecen y cada vez que la pelota llega a nuestra área un sudor frío nos corre la espalda.

Dybala intenta crear, con velocidad y pausa a la vez, parece una lucecita tenue en medio del desorden: aunque cómo  las sociedades siguen sin aparecer se juega bastante al centro desde afuera, cosa que facilita el trabajo de los defensores.

Y a los 80 minutos un golazo, pero golazo eh,  del capitán  Modric nos deja abajo por dos a cero y a sacar cuentas de que puede pasar en el último partido,  aunque la sensación es que nos volvemos rápido al país.

Para colmo, a los 90 minutos, toqueteo croata en el área argentina y Rakitic, el que juega en Barcelona, deja las cosas tres a cero.

Bueno, ésto es fútbol. y cualquiera le gana a cualquiera. Y si no, preguntanos a nosotros, los argentinos.