Rusia 2018 Llegó Antonela con los chicos, ahora está todo bien

Rusia 2018 Llegó Antonela con los chicos, ahora está todo bien

Es tan paupérrima la producción futbolística de la Selección Argentina en Rusia 2018,  que prácticamente nos agarramos de cualquier cosa para tener un poco de esperanza; a tal punto que la llegada de la esposa de Leonel Messi a tierras mundialistas parece haber devuelto la calma a los aficcionados que sienten que, sin el “10″ jugando en sunivel , pasar a octavos de final será prácticamente imposible.

Hemos dicho que Argentina es, en el contexto mundial, un equipo del montón; solo que tiene a uno de los mejores jugadores del mundo con su camiseta; pero el fútbol no es nombres o chapas, el fútbol es entre otras varias cosas un juego de equipo, con dinámicas cambiantes y funcionamientos que en tanto y en cuanto se encuentren aceitados pueden llegar a ser mas o menos exitosos.

Argentina no tiene un funcionamiento aceitado ni un esquema definido, ni siquiera el conocimiento deuna banda de amigos que llevan bastante tiempo jugando juntos. Uno escucha al auténtico “10″, que otro si no el gran Diego Maradona, decir que el sabía dónde le iba a poner la pelota el Gringo Giusti, o hacia que lado mirar para encontrar a Valdano y dan ganas de preguntarse si Messi no tiene idea de porque lado se mostrará libre Biglia para tener en quien apoyarse, o en que momento la proyección de Di María será diagonal o buscará el fondo. Y parece que no saben.

Entonces todo se limita a esperar una genialidad de Messi, que cómo se siente mal anímicamente  por el problema impositivo con el fisco español o su vinculación con los “Panamá Papers” que hablan de lavado de dinero; se le suma  los rumores de su separación.

Por eso decimos que llegó Antonela, con sus hijos,  y suponemos que Leo se sentirá muy bien y mañana brillará ante Nigeria, entonces Argentina pasará a octavos y todo el mundo contento; nosotros también por supuesto.

Ahora, del funcionamiento de éste equipo, mejor ni hablar.

nenes