Rusia 2018 El local arrancó con goleada

Rusia 2018  El local arrancó con goleada

Señores, la mesa está servida.

Luego de cuatro años de espera, por fin comenzó a rodar la pelota en el evento más convocante y apasionante del mundo del deporte. El Campeonato Mundial de Fútbol.Cómo es tradicional, en la primera fecha jugó el país anfitrión, que en éste caso le todo enfrentar  al equipo conducido por nuestro compatriota Juan Antonio Pizzi; el que había planificado una cosa y en los papeles, salieron otras.

Si vamos a la estadística pura, e medían los dos peores equipos del torneo, atento al ranking de la FIFA, pero se presentaba  el país anfitrión, siempre un tema importante en los Mundiales. Si el local empieza con buen pie, la euforia crece en las calles y el Mundial suma pasión y volumen. Si el local tropieza, el torneo sufre un poco. No se le puede exigir a Rusia que pase a octavos en un grupo, el A, en el que están Uruguay y el Egipto de Mohammed Salah, pero hoy ganó el partido que tenía que ganar sí o sí, y además lo hizo con contundencia. Eso es más de lo que los propios rusos esperaban.

Es tan modesta Arabia Saudita que Rusia tampoco necesitó demasiado. Le alcanzó con aprovechar los regalos de una defensa entre ingenua y limitada, o probablemente las dos cosas. Ya ganaban los locales 1 a 0 cuándo a  los 43′, Golovin recibió en los pies la pelota de un saudí y habilitó a Cheryshev, que sentó a dos vestidos de camiseta verde. Mientras miraba de reojo como ambos rivales se deslizaban impotente y sincronizadamente sobre el césped, la clavó con un zurdazo en el ángulo. 

En el segundo tiempo Artem Dzyuba, tras un gran centro de Golovin, puso de impecable cabezazo el 3-0 y cifras de goleada a los 71′. Cheryshev, el hombre del partido, amplió a 4-0 a los 90+1 con un potente tiro desde el borde del área y Golovin, con un tiro libre que entró pegado al palo, completó el quinteto para los locales y arrancó la fiesta.

Fiesta  más que merecida. Mañana se completan los partidos de éste grupo, se miden Uruguay y Egipto, los verdaderos dueños de la pelota en el Grupo A, por más entusiasmo y fundadas esperanzas matemáticas que pueda tener Rusia tras el partido y la muy merecida victoria de hoy ante un rival que no fue tal.