Proyecto para expropiar en Cine de La Consulta

Proyecto para expropiar en Cine de La Consulta

El proyecto enviado por el Senador Ernesto Mancinelli, para expropiar el histórico edificio de La Consulta y declararlo bien patrimonial y cultural, se encuentra en comisiones en la Legislatura.

Una iniciativa legislativa hoy busca proteger al cine Real de La Consulta, en San Carlos, para conservarlo como un bien patrimonial y cultural de Mendoza.

Como actualmente pertenece a un privado, el proyecto también plantea la expropiación del inmueble, a fin de evitar que una posible venta llegue a poner fin a la función social y cultural que viene cumpliendo en la comunidad valletana desde hace décadas.

Hace unos días, el senador Ernesto Mancinelli del bloque Libres del Sur, propuso elaborar una ley que declare de “utilidad pública y sujeto a expropiación, al Cine Teatro Real de La Consulta”.

Plantea como sujeto expropiante a la Municipalidad de San Carlos, pero el costo que implicaría esta ejecución debería ser “atendido por Contaduría General de la Provincia de Mendoza”-

El proyecto pasó a comisiones para ser evaluado, pero ya entusiasma a los sancarlinos, sobre todo a los referentes del arte y la cultura.

“Es el anhelo de muchos que el Cine pase a manos del Estado, porque no se puede invertir en todo el equipamiento y mejoras que requiere si es privado. El municipio ha hecho arreglos, pero se podría potenciar mucho más si fuera público”, apuntó Raúl Pardi, un artista que conformó la comisión ‘Pro recuperación del Cine’ en la década del ’90, junto a otros vecinos preocupados por su destino.

“La idea es preservar este bien patrimonial y garantizar el acceso a la cultura”.

Sucede que este antiguo edificio, que se levanta sobre la calle San Martín al 335 de La Consulta, pasó por muchos vaivenes. Fue construido por Luis Bianchetti en 1950.

Al principio, esta tradicional familia sancarlina quería edificar un aserradero en la zona, pero Luis -un cinéfilo apasionado- cambió el destino de la propiedad para siempre.

El Real tuvo su época de esplendor en la segunda mitad del siglo XX. A principios de los ’90, y con la industria cinematográfica en baja, los propietarios lo cedieron a la escuela artística vocacional 5-005 Niños cantores del Valle de Uco. La institución estuvo a punto de adquirirlo.

Como la transacción no se cerró, vecinos y referentes culturales del departamento armaron la comisión ‘Pro recuperación del Cine’ para mantenerlo por unos años.

Pese al esfuerzo, el lugar debió cerrar sus puertas. Y así se mantuvo, hasta que en mayo del 2011, el municipio alquiló sus instalaciones y le devolvió la vida.

Desde entonces, el sitio marchó al ritmo de la agenda municipal y siguió actuando de escenario de los eventos sociales, educativos y artísticos surgidos de la propia comunidad. A comienzos del año pasado, su actividad peligró por falta de acuerdo en la renta entre los Bianchetti y el municipio.

El convenio de alquiler se firmó y todo volvió a la normalidad. Sin embargo, siempre han sobrevolado en la comunidad comentarios que anuncian su venta. Sucede que la propiedad despierta interés inmobiliario, pues se encuentra en un punto interesante del centro consultino. Incluso, hay rumores que hablan de que levantarán allí un supermercado.

“La idea es preservar este bien patrimonial y garantizar el acceso a la cultura. Estos espacios son invaluables en departamentos alejados, donde no hay mucha oferta cultural y artística”, expuso Ernesto Mancinelli, el autor del proyecto.

Sin lugar a dudas que el costo de la expropiación es el principal escollo que debería enfrentar su implementación. Al respecto, el legislador señaló que la comisión de Hacienda también deberá expedirse. Dijo además que viene manteniendo reuniones con el municipio para dar forma a la idea.

“El municipio viene manteniendo el lugar con esfuerzo, porque aún está lejos de poder autosustentarse. Seguro que la iniciativa nos entusiasma y nos permitiría invertir en mejoras y potenciar el cine”, dijeron desde la comuna y aseguraron que han tenido intenciones de comprarlo, pero no prosperaron.

A mediados del año pasado, el municipio invirtió en ampliar y adecuar el escenario ampliado, en un telón nuevo, en butacas numeradas y otras mejoras.

El objetivo era traer teatro del más alto nivel y la apuesta funcionó, tanto que se convirtió en un sitio de referencia teatral de la región que impulsó el turismo gastronómico, vitivinícola y cultural del departamento.

La idea este año es seguir en ese sentido, sin perder de vista los eventos comunitarios y de instituciones que se dedican al arte. Este año, la agenda teatral arrancará con la mentada obra Toc Toc.