CANAL 8 EN VIVO

Procesaron a Cristina Kirchner y a sus hijos por la causa de Hotesur

Procesaron a Cristina Kirchner y a sus hijos por la causa de Hotesur

El juez federal Julián Ercolini procesó y embargó por 800 millones de pesos a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y a sus dos hijos, Florencia y Máximo, por el presunto delito de “lavado de dinero”, en el marco de la causa Hotesur.

El magistrado dispuso la misma medida contra Lázaro Báez y su hijo Martín, y contra otros de los imputados en la investigación en la que se trata de determinar si la familia Kirchner utilizó su hotel Alto Calafate (administrado por Hotesur S.A) para blanquear sobornos que recibían de empresarios beneficiados con la adjudicación irregular de obras públicas.

En el fallo, al que tuvo acceso este diario, se advierte que el fallecido expresidente Néstor Kirchner y Cristina Fernández habrían recurrido a maniobras de lavado de dinero porque necesitaron adquirir “fondos líquidos para poder justificar la adquisición” de sus hoteles.

El juez federal Julián Ercolini procesó y embargó por 800 millones de pesos a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y a sus dos hijos, Florencia y Máximo, por el presunto delito de “lavado de dinero”, en el marco de la causa Hotesur.

El magistrado dispuso la misma medida contra Lázaro Báez y su hijo Martín, y contra otros de los imputados en la investigación en la que se trata de determinar si la familia Kirchner utilizó su hotel Alto Calafate (administrado por Hotesur S.A) para blanquear sobornos que recibían de empresarios beneficiados con la adjudicación irregular de obras públicas.

En el fallo, al que tuvo acceso este diario, se advierte que el fallecido expresidente Néstor Kirchner y Cristina Fernández habrían recurrido a maniobras de lavado de dinero porque necesitaron adquirir “fondos líquidos para poder justificar la adquisición” de sus hoteles.

Por ello, Ercolini vincula a los Kirchner con un “complejo entramado societario” que se utilizó para blanquear fondos provenientes de “operaciones de defraudación al Estado nacional”.

En concreto, los investigadores creen que los sobornos a los Kirchner se habrían pagado a través de la simulación de alquileres de habitaciones del hotel Alto Calafate, cuya concesión había sido otorgada a la firma Villa Mitre, de Lázaro Báez.

El juez advirtió que Valle Mitre, “sin contar con capacidad económica ni experiencia en el rubro, administró el hotel Alto Calafate y la hostería Las Dunas -también de la familia Kirchner- y abonó mensualmente en concepto de cánones locativos, sumas de dinero que finalmente se introdujeron en el patrimonio de aquellos, todo con miras a ocultar la fuente real de los fondos y a otorgarles apariencia de lícitos”.

Fuente: Los Andes