Preocupa el abandono de cachorros y aumento de perro callejeros en Tunuyán

Preocupa el abandono de cachorros y aumento de perro callejeros en Tunuyán

La falta de tenencia responsable y cuidado de las mascotas es una problemática que se visualiza a diario en el aumento de perros callejeros de la ciudad.

Frecuente los muros de los usuarios tunuyaninos como el de los proteccionistas se llenan de publicaciones que solicitan transito o adopción para cachorritos o perros más adultos, sin embargo cada vez se hace más difícil conseguir familias adoptivas.

Lo que lleva a que estas publicaciones se produzcan son aquellas personas que abandonan a los cachorros en la vía pública, animalitos que luego se convierten en “perros callejeros” que muchas veces hasta molestan al común de la gente.

perros-abandonados-2

A estos animales los vemos a diario en las plazas, bancos, confiterías y otros lugares que utilizan como refugio del frio, el calor y la lluvia. Por supuesto que la explicación de su existencia es clara: la falta de tenencia responsable por parte de sus dueños.

El sábado pasado 13 cachorros fueron abandonados en la plaza del barrio Covitin y esta mañana otros cuarto en la puerta de una veterinaria del centro. Afortunadamente las proteccionistas trabajaron muchísimo para difundir y buscar un hogar para los animalitos. También Canal 8 participó y logró a través de su audiencia conseguir adopción para estos últimos.

perros-abandonados

Consultado sobre el abandono de perros, el veterinario Daniel Mallea, pidió a la sociedad ser más responsable con el cuidado de las mascotas no solo en la alimentación sino también la limpieza, castración y desparasitación.

Además señaló al Concejo Deliberante como el principal responsable de la falta de ordenanzas que establezcan la responsabilidad de los dueños de las mascotas en su cuidado y crecimiento como así también su regulación para erradicar de una vez por todas a los perros de la calle.


No hay comentarios

Escriba un comentario
¡No hay comentarios aún! Se el primero en comentar este artículo

Escribe un comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*