Pedido de tarifa diferenciada de gas en el Valle de Uco

Pedido de tarifa diferenciada de gas en el Valle de Uco

Desde el Valle de Uco gestionan para que esa zona abone lo mismo que Malargüe. Las facturas en la zona son de hasta $10 mil pesos.

Las boletas del gas llegaron con costos altísimos y despertaron broncas y reclamos en el Valle de Uco. Hace tiempo que esta región viene solicitando tener tarifa diferenciada como Malargüe, debido a sus bajas temperaturas.

Amparos judiciales, pedidos a Nación, convocatoria a una marcha masiva para mañana y el llamado a “no pagar” son las respuestas de los valletanos a los aumentos en el servicio, que consideran “irracionales”.

“Es una locura. El valor en concepto de los metros cúbicos de gas subió de 936 pesos el último bimestre a 1.597 pesos ahora”, se quejó Ángel Aciar, un vecino de Tupungato, que ya realizó el reclamo pertinente en el municipio.

La factura que llegó a su casa -usando cuatro artefactos de gas en total- es de $ 9.600. El año pasado, con el subsidio, él pagó un máximo de $ 1.700.

Por su parte, María D. es una jubilada de Tunuyán y recibió una factura de 5.000 pesos. “Mi mamá apenas está en su casa, gasta lo mínimo y generalmente duerme una noche en cada hijo. Gana poco más de 6 mil pesos por mes y paga unos 1.200 pesos mensuales en remedios. Imaginate lo que le queda para vivir”, expuso Rosa, su hija, quien dijo que no pudieron hacer los trámites de tarifa social porque no “encuadraba en uno de los ítems”.

Tanta bronca existe que en la región que, a partir de una queja catártica que hizo una vecina en Facebook, se empezaron a sumar reclamos y se terminaron autoconvocando para una movilización en protesta, que tendrá lugar mañana, a las 18, en la plaza departamental de Tunuyán.

Stella Navas fue la que dio el pie en las redes sociales con la foto de su factura, mensaje que fue compartido y comentado por ciento de valletanos. “Hay gente que ha recibido boletas de hasta 11 mil pesos”, dijo la docente y agregó “en casa nos cuidamos con el consumo y hoy me cobran $ 5.500. El problema es que los fríos más fuertes en la zona se están sintiendo ahora, ¿ qué pasará el próximo bimestre?”

Navas remarcó que la marcha no tiene ningún interés político. “Somos vecinos que nos sentimos acorralados y queremos hacer valer nuestros derechos como consumidores”, apuntó.

La consigna es llevar copia de las facturas. En las redes, hay otro grupo de valletanos que recomienda “no pagar” hasta que sea atendida la situación local.

Otra tarifa

Sucede que, desde hace tiempo y en virtud de su comportamiento climático, el Valle de Uco viene pidiendo que sea incluido en la tarifa diferenciada que hoy goza la Puna, la Patagonia y, en Mendoza, únicamente el departamento de Malargüe.

Incluso, el municipio de San Carlos reforzó su pedido el año pasado con un detallado informe técnico, elaborado especialmente por el meteorólogo Federico Norte.

Las tres comunas de la región se han convertido en eco obligado del problema. El martes, un grupo de vecinos se reunió con autoridades municipales en Eugenio Bustos. Allí se discutieron medidas a tomar.

Entre ellas está la de llenar formularios de reclamos el viernes para la próxima semana sean presentados en los Tribunales Federales junto a la asociación en defensa del consumidor Protectora.

El intendente de San Carlos, Jorge Difonso, se sumó al proceso judicial que lleva esta asociación y denunció ayer en un Juzgado Federal la inconstitucionalidad de las resoluciones gubernamentales que sostienen los actuales “cuadros tarifarios”.

También arremetió contra medidas de Enargas, por “no brindar la información adecuada” y “haber violentado el principio de equidad e igualdad”. “Creemos que es inconstitucional porque va contra la economía y la salud familiar. Hemos expuesto el problema por todas las vías, ya lo hicimos administrativamente, ahora judicial”, apuntó el intendente.

Por su parte, el tunuyanino Martín Aveiro envió días atrás una nota formal al Ministerio de Energía de la Nación pidiendo una urgente recategorización de la región como ‘zona fría’.

“Es insostenible la situación y el silencio del gobierno provincial”, arremetió y agregó que es difícil explicar cuál es el rol del municipio cuando “vienen abuelos llorando porque no pueden pagar el gas”.

Fuente /Los Andes/