Más de siete millones de venezolanos desafían a Nicolás Maduro con su voto

Más de siete millones de venezolanos desafían a Nicolás Maduro con su voto

“Este es un gran país, que le envió un mensaje claro al Ejecutivo nacional y al mundo”, clamó Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela y portavoz de la Comisión de Garantes, encargada de informar al país, al borde de la medianoche en Caracas, de que 7.186.170 venezolanos votaron en la consulta popular propuesta por el Parlamento.

Fuentes de la Unidad Democrática confirmaron que, según sus cálculos, al final del recuento se alcanzará la cifra de 7 millones y medio de papeletas, uno de los objetivos que se había marcado la oposición al tratarse de los votos necesarios para revocar a Nicolás Maduro de haberse producido el referéndum revocatorio que el Gobierno suspendió el año pasado.

“Es importante recordar que tuvimos siete veces menos mesas que de las que normalmente se tiene en procesos electorales (2.300 frente a 14.000) en un proceso que se levantó en 15 días”, explicó García Arocha.

De los 7.186.170 personas que provisionalmente emitieron su voto, el sí en la primera pregunta, la que instaba a proceder contra el proceso constituyente de Nicolás Maduro, obtuvo 693.789 papeletas, una vez descontados los votos nulos y los noes.

El primer dato sorprendente, que confirma el éxodo masivo emprendido por los venezolanos, es que dentro del territorio nacional participaron 6.492.381 y en el exterior 693.789.

“Pronto estarán con nosotros”, vaticinó Julio Borges, presidente del Parlamento, rodeado de los dirigentes opositores tras conocer los resultados. En las elecciones parlamentarias de 2015 se superaron 7.700.000 papeletas para la oposición.

“Tenemos la certeza de que vamos a lograr el cambio en el país. Maduro estaría revocado en el día de hoy. Ese era el miedo que tenían ante el revocatorio y por eso se impidió. Por eso no quieren que haya elecciones más nunca”, añadió Borges antes de entonar el himno nacional.

El Parlamento hará público hoy cuál es su hoja de ruta tras una consulta popular montada en apenas tres semanas y contra vientos y mareas revolucionarios.