Más de 80 personas se capacitaron en el Aula Taller Móvil de San Carlos

Más de 80 personas se capacitaron en el Aula Taller Móvil de San Carlos

Jóvenes y adultos se formaron en mecánica, reparación de automotores, electricidad del automotor, herramientas informáticas y reparación de celulares. 

El aula taller móvil (ATM) perteneciente a la Dirección de Educación Técnica y Trabajo de la Dirección General de Escuelas (DGE) estuvo durante varios meses en el departamento de San Carlos dictando dos cursos: mecánica básica y electricidad.

El desafío más grande del sistema educativo es brindar una educación de calidad a todos los sectores de la sociedad. Por ello, a través de la DGE se implementa este servicio que permite acercar a las zonas más alejadas una capacitación profesional y con una salida laboral rápida.

El Aula Taller Móvil (ATM) es una estructura transportable que reproduce las características de un espacio formativo como aula-taller con las comodidades, condiciones de seguridad, higiene y equipamiento requeridos para tal fin que, mediante un sistema de rotación interna se instalan en zonas en donde el acceso a una formación profesional es limitado. El tiempo estimado de permanencia de las unidades en cada localidad oscila entre dos y cuatro meses, dependiendo de la demanda y del tipo de cursos que ofrecen.

Para el trabajo en las mismas se dispone de docentes e instructores especializados y de los instrumentos y herramientas necesarias para el desarrollo de los procesos de enseñanza y de aprendizaje.

En San Carlos, las capacitaciones que otorgó el Aula Móvil fueron totalmente gratuitas. Durante varios meses, en el predio de Vialidad provincial en la Villa Cabecera de San Carlos, y durante el turno mañana, tarde y vespertino se brindaron aprendizajes de mecánica básica y de electricidad, y de redes informáticas y reparación de celulares.

Adultos y jóvenes pudieron acceder a estas formaciones y ya recibieron su certificado que los habilita para trabajar. “En cada capacitación los cupos se agotaron rápidamente, eso habla de la necesidad que tiene la población, mayormente jóvenes, de formarse técnicamente. Además, hubo mucha gente que llegó de zonas rurales alejadas”, expresó Silvia Cornejo, delegada regional de la DGE, acerca de la función que cumplió este espacio de formación en el departamento.