CANAL 8 EN VIVO

Maniataron al sereno y robaron más de 300 mil pesos en Rentas de Luján

Maniataron al sereno y robaron más de 300 mil pesos en Rentas de Luján

Un audaz atraco sorprendió anoche a un empleado municipal que vigilaba el edificio de Rentas de la Municipalidad de Luján de Cuyo. Los asaltantes escaparon con unos 100 mil pesos en efectivo y otros 200 mil en cheques, pero no advirtieron que a metros de ellos estaban ocultos cerca de $2.000.000.

Según analizó el director de seguridad de Luján, Héctor Garzón, los delincuentes recibieron el dato de que por el paro bancario de los días martes y miércoles, el dinero recaudado estaba en la bóveda del edificio y no depositado en la sucursal del banco Nación que su ubica justo enfrente. Pese a contar, presuntamente, con esta información, los asaltantes se fugaron con un botín muy por debajo del dinero “disponible”. “No revisaron mucho el lugar, deben haber estado muy nerviosos, eran jóvenes”, agregó el funcionario.

El edificio asaltado, ubicado sobre calle 20 de Septiembre al 83, por la mañana está abierto al público y por las tardes solo ingresan los inspectores de ese municipio, quienes se retiran cerca de las 22. Este fue el momento que aprovecharon los delincuentes, quienes vigilaban todos los movimientos desde un auto estacionado a pocos metros, para irrumpir en el lugar.

Según testigos, agregó el director de seguridad, dentro del vehículo sospechoso había unos 6 ocupantes, pero fueron dos personas jóvenes las que entraron en un primer momento para reducir al guardia. El sereno de 55 años atacado no puede corroborar que entraron armados, ya que sus movimientos fueron rápidos y agresivos. Lo cierto es que el vigilador fue agredido, maniatado con precintos y encerrado dentro de una oficina, confirmaron fuentes policiales.

Ya sin ninguna resistencia, los delincuentes se dirigieron directamente hasta la bóveda, que está aislada por una reja de gran espesor, “no sé sabe cómo pero lograron forzarla”, dijo Garzón. Dentro de ese cuarto había tres cajas de metal,similares a las utilizadas por los mecánicos, con candado. Los tres cajeros de rentas, terminaron su día, colocaron la recaudación en esos recipientes, y los dejaron en la bóveda. Por el paro bancario, no pudieron depositar el dinero.

Esas cajas fueron violentadas por los atracadores y escaparon con todo lo que encontraron en su interior, “todavía no se hace el arqueo, pero deben ser unos 100 mil pesos en efectivo y otros 200 mil en cheques, que ya fueron denunciados”, adelantó el director de seguridad.

Lo llamativo es que a pocos metros, dentro de la misma bóveda y resguardados de manera similar que el dinero sustraído, habían unos 2 millones de pesos en efectivo, que no fueron descubiertos por los asaltantes. “No revisaron mucho la bóveda, pienso que por el nerviosismo propio de la situación”, opinó el funcionario lujanino.

El botín pudo ser millonario, pero los delincuentes escaparon con miles de pesos. Cuando el guardia maniatado logró liberarse llamó a la Policía, que llegó a los pocos minutos, pero ya era demasiado tarde.

Dentro del edificio de Rentas no había ninguna cámara de seguridad instalada, ya que fueron desconectadas por trabajos de refacción, por lo que el robo no pudo ser grabado desde adentro. Sin embargo, hay tres cámaras que seguramente captaron los movimientos de los ladrones.

El banco Nación, situado enfrente al lugar del hecho, tiene dos cámaras instaladas en su ingreso y hay un domo colocado en la calle que capta la entrada de rentas. Por esto, la fiscal interviniente, Florencia Díaz Peralta. solicito las grabaciones para intentar identificar a los asaltantes.

Investiga la Oficina Fiscal 11.

Fuente: Los Andes