Macri llega a la cumbre del G20 en plena batalla diplomática entre Europa y Trump

Macri llega a la cumbre del G20 en plena batalla diplomática entre Europa y Trump

El Presidente argentino se prepara para viajar a la cumbre que se llevará a cabo en Alemania.

La capacidad política de Mauricio Macri será puesta a prueba en la reunión del G20 convocada para el 7 y 8 de julio en Hamburgo. Los países más importantes de Europa enfrentan a Donald Trump, y el Presidente necesita a estos dos adversarios globales para consolidar la reinserción mundial de la Argentina.

El jefe de Estado argentino tiene más puntos en común con Europa, pero precisa a los Estados Unidos como líder regional. Un error diplomático puede enfriar las relaciones con la Casa Blanca o congelar las negociaciones para lograr el acuerdo Mercosur-Unión Europea. El Presidente se dirige a una cumbre del G20 que será clave para la agenda global de los próximos años, y un simple desliz político puede colocar a la Argentina en tierra de nadie: sin apoyo de Washington y con la desconfianza de los principales estados de Europa.

Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Holanda, Noruega y los representantes de la Unión Europea se encontraron en Berlín convocados por Ángela Merkel para fijar posición frente a la controvertida agenda de la Casa Blanca. Todos coincidieron en apoyar el libre comercio y el Acuerdo de París contra el Cambio Climático, dos pilares esenciales del mundo moderno que Donald Trump pretende demoler sin importar sus consecuencias globales.

“Aquellos que creen que el proteccionismo y el aislacionismo son la solución para los problemas del mundo cometen un grave error”, dijo Merkel ante el Parlamento Federal, cuando leyó una declaración con sus objetivos para la cumbre del G20. La canciller alemana no citó a Trump, pero esa posición fue leída en Washington como una declaración de guerra.

China, México, Canadá y Brasil apoyarán esta concepción de las relaciones exteriores. Trump avanza sobre sus economías, propone barreras aduaneras o levantar muros fronterizos, en una hoja de ruta que sorprende afuera y adentro de los Estados Unidos. El presidente americano llegará a Hamburgo aislado y molesto, asumiendo que su papel en la cumbre del G20 ya está escrito por su peculiar manera asumir los problemas globales. Trump ya adelantó que no avalará ningún documento que apoye la libertad de comercio y el Acuerdo de París.

Fuente /Infobae/