La oposición prometió denunciar al secretario de Cultura

La oposición prometió denunciar al secretario de Cultura

El funcionario había sido citado por ambas cámaras a dar explicaciones sobre la accidentada Vendimia 2017. Presentó un escrito de 14 páginas cuyos argumentos no convencieron. Ahora pretenden forzarlo a presentarse.

La previsible ausencia del secretario de Cultura Diego Gareca ante el plenario de Comisiones de Diputados y Senadores donde debía dar explicaciones sobre la accidentada Vendimia 2017 no hizo otra cosa que encender más los ánimos de la oposición y de los artistas para que el funcionario no sólo responda políticamente, sino en la Justicia penal por la serie de hechos que derivaron en la caída de una grúa en el anfiteatro, entre otros puntos.

Con un escrito de 14 páginas donde presentó fotocopias de algunos elementos, como tomacorrientes, o estado de luminarias y por qué se incendiaron durante uno de los ensayos, como así también una breve descripción sobre la parrilla de luces que finalmente se desplomó y rompió una de las patas de la grúa, que estaba inspeccionada y autorizada para su uso, dijo. O por qué desapareció el carro de Ciudad durante la Vía Blanca.

Sin embargo, la información no agradó a los legisladores, que rechazaron de plano el documento, y están en la búsqueda de forzar una citación en la Cámara de Senadores, donde el oficialismo tiene una mayoría propia. Es que ayer fue invitado a pedido de la Comisión de Hacienda, de Derechos y Garantías y de Cultura para analizar los distintos aspectos derivados del accidente.

Una citación lo obligaría a ir, pero como el Frente para la Victoria y el FIT cuentan con la resistencia del radicalismo, están en la búsqueda de un atajo para que sea la Comisión de Derechos y Garantías la que lo convoque nuevamente el próximo lunes. A la par, podría ser constituida una comisión investigadora, pero también debería ser aprobada en el recinto.

Sin duda que costará lograr alguna de estas medidas, por eso, ya desde ambos partidos de la oposición han prometido que denunciarán penalmente al funcionario e insistirán con el pedido de renuncia.

De este modo, Gareca y el oficialismo han ganado un poco más de tiempo para terminar de cerrar una explicación más contundente respecto a los sucesos del 2 de marzo pasado, en tanto avanza la investigación que lleva adelante la Justicia.

Justamente este fue uno de los argumentos utilizados por el senador radical Juan Carlos Jaliff para explicar el faltazo de Gareca. “Tenemos que ser prudentes y no politizar los hechos sucedidos en Vendimia, porque si se expone la investigación puede beneficiar a la empresa (Grúas López) en caso de llevarse a juicio”, dijo Jaliff.

De todas maneras, la cara de algunos correligionarios mostraba una evidente molestia con la actitud del funcionario de Cultura, lo que para este sector empeoró aún más la situación y le da motivos a la oposición para continuar con las críticas.

Otra de las explicaciones dadas por el radicalismo fue que no estaba acordada la presencia de público durante la reunión plenaria, la que podría tornarse agresiva en contra de Gareca, pero lo cierto es que en la resolución 0890 de la invitación no estaba dispuesto que el encuentro debía ser cerrado.

“Me parece una falta de respeto total hacia los senadores y diputados y también al público. Un funcionario público se debe a la sociedad; es vergonzoso, le dimos 15 días para que tuviera recabada la información necesaria”, expresó la senadora justicialista Patricia Fadel. Además, recordó que ya había una primera denuncia ante Fiscalía de Estado tras el incendio del ECA, pero en el caso Vendimia habían esperado las respuestas que podía llegar a dar el funcionario.

“Vamos a tener que tomar una medida más drástica, una nueva denuncia a la Fiscalía de Estado que podría ser penal”, agregó. Casi al unísono, el diputado kirchnerista Lucas Ilardo cargó duro contra el Gobierno y opinó que “el funcionario no podía presentarse porque si lo hacía debía renunciar. Como no podía responder ninguna pregunta, el gobernador Cornejo decidió ordenarle que no se presente”.

En tanto, Víctor Dávila, del Frente de Izquierda, dijo que “hay elementos de sobra para que Gareca sea suspendido de inmediato en sus funciones; de verificarse por las vías judicial y política, debería dar un paso al costado”. En este sentido, el legislador cuenta con varias fotos de todas las falencias que registraron los propios artistas, donde se muestra el mal estado de la comida, roturas en el escenario y dentro de los camarines del Frank Romero Day.

Fuente: Diario Uno.